jueves 23 de noviembre de 2017 - Edición Nº212
El Teclado » Judiciales » 23 ago 2017

CASO CRISTINA SANTILLÁN

"De haberse podido detectar toda la violencia de género que ella vivió, este suceso no hubiera ocurrido"

Son palabras de la secretaria de Género de la AJB, Celia Lorente, que se encuentra acompañando a Cristina Santillán durante el juicio oral que podría dejarla en libertad. La mujer está acusada de pegarle dos hachazos a su marido el 16 de septiembre de 2014, tras 40 años de sufrir violencia de género.


Por:
M.S.

"Estamos acompañando a Cristina Santillán desde la AJB junto con otros gremios como ATE y Cicop, que integran la CTA provincial, en el marco de la acusación que se le ha hecho", explicó Celia Lorente El Teclado durante la última jornada de juicio. Santillán (59 años, enfermera) está acusada de homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa, y permanece detenida en su domicilio luego de haber pasado un año en una unidad penal.

La mujer, según advirtió su defensa, había sufrido constantes vejámenes durante casi 40 años de matrimonio con su marido, Ricardo Orlando Hernández. "Ella tomó la decisión en un contexto de violencia y condicionada por muchas situaciones hasta que explotó. Nos parece que no corresponde (su acusación), máxime cuando el hombre fue herido y luego de una intervención fue dado de alta y estuvo con cuidados en distintos geriátricos; falleció mucho después en uno de esos nosocomios", aseguró Lorente.

En efecto, primero acusaron a Santillán por "lesiones graves", luego por "tentativa de homicidio" y más tarde por homicidio agravado por el vínculo. En ese sentido, Lorente resaltó la necesidad de que las organizaciones sociales y políticas exijan el tratamiento del caso con perspectiva de género. "No solo a Celia, sino a todas las mujeres víctimas de violencia machista que no lo han podido expresar, que no han tenido un acompañamiento del Estado ni un tratamiento adecuado", agregó.

También se suman otro tipo de reclamos, por ejemplo la licencia laboral por violencia de género que todavía "no es una realidad en los hechos". "Sería una herramienta importantísima para poder activar todo el engranaje que puede acompañar a la mujer, y evitar estos sucesos que claramente son evitables", añadió.

"De haberse podido detectar toda la violencia de género que ella vivió durante 38 años, con una atención integral e inmediata, este suceso no hubiera ocurrido", dijo la gremialista. Y contó que Santillán se casó a los 16 años, tuvo tres hijos y fue "permanentemente" víctima de malos tratos.

Sufrió violencia psicológica, verbal, económica y física: "Cuando tuvo que salir a trabajar se lo cobraba el marido, no la dejaba manejar dinero, la dejaba sola un mes y medio con los hijos mientras él se iba de vacaciones solo. También le propinó golpes y abusó de ella", detalló Lorente. 

Tanto ella como otras referentes sindicales y políticas acompañan a Santillán durante el juicio, cuya segunda audiencia terminará este miércoles. El juicio oral transcurre con jurados -doce ciudadanos del departamento judicial de Azul evaluarán su culpabilidad o inocencia- y en los próximos días se definirá el veredicto. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias