jueves 23 de noviembre de 2017 - Edición Nº212
El Teclado » Judiciales » 29 sep 2017

[LA PLATA] LLEVA 2 MESES DESAPARECIDA

Conte Grand habló del caso Johana: "Nos genera cierta 'curiosidad' el tiempo que se demoró la recalificación"

El procurador General bonaerense aseguró a El Teclado que están "examinando las áreas internas de control para ver qué es lo que sucedió", ya que la causa por la desaparición de Johana Ramallo estuvo por dos meses caratulada como "Averiguación de paradero". 


Por:
M.S.

Viernes 29 de septiembre. Pasaron dos meses y tres días desde de la desaparición de la joven platense Johana Ramallo, de 23 años, y finalmente la jueza de Garantías N° 5 Marcela Garmendia giró la causa al fuero federal para que ésta pueda ser investigada bajo el presunto delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

Todo surgió con una denuncia de su madre, Marta Ramallo, en la Justicia Federal, nel pasado 30 de septiembre. El fiscal Hernán Schapiro evaluó la causa y, tal como consignó El Teclado, destacó que "no existen elementos para suponer que Johana se haya ido por su propia voluntad".

Por eso solicitó al Juzgado N°1, a cargo del juez subrogante Adolfo Gabino Ziulu (su titular es Ernesto Kreplak, que volverá a funciones este lunes) la inhibitoria de Garmendia para que el expediente quede radicado en su totalidad en el fuero federal. Gabino Ziulu hizo lugar a este pedido y la jueza finalmente giró la causa a los tribunales de 8 y 50.
Pero antes de todo esto, pasaron dos meses sin novedades de Johana. La familia radicó la denuncia en sede policial al otro día de su desaparición, el 26 de julio pasado, y la ratificó en Fiscalía. Según explicaron amigos y familiares de la joven, se encontraba en situación de prostitución luego de ser captada "por redes de proxenetas a través del consumo de droga, con falsas promesas de solución rápida a los problemas que atravesaba su familia".
La causa fue tomada por la fiscal de turno, Betina Lacki, de la UFI N° 2. Y aunque reiteradas veces la familia y sus abogadas pidieron el cambio de carátula -de "Averiguación de paradero" a "desaparición de persona-, la funcionaria judicial se los negó.
Luego de realizarse una docena de allanamientos, que según denunciaron desde la familia fueron "aislados" e "inconexos", la investigación pareciera estar en punto cero. Pero no lo está: hay sobradas pruebas testimoniales y documentales que ratifican que la desaparición de Johana no fue voluntaria, tal como ratificaron también desde la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex).
El último cantar fue el de Julio Conte Grand, procurador general bonaerense, quien habló con El Teclado sobre el caso de Johana y advirtió que "estamos examinando en las áreas internas de control qué es lo que sucedió. Porque efectivamente nos genera un cierto nivel de 'curiosidad', por calificarlo de alguna manera suave, el tiempo que se demoró la recalificación en el marco de la investigación". [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias