jueves 23 de noviembre de 2017 - Edición Nº212
El Teclado » Judiciales » 31 oct 2017

¿Marca de época?

Insólito: Un abogado defensor de represores pidió la detención de Rozanski por "prevaricato agravado"

Se trata de Juan José Losinno, abogado defensor de Claudio Raúl Grande, condenado a 13 años de prisión por ser partícipe secundario en secuestros y torturas en el marco de la causa La Cacha.


Por:
M.S.

"Se está denunciando una actividad dilatada, unívoca y permanente de Carlos Rozanski en clara simpatía y afecto con los querellantes que en la ciudad de La Plata hasta las baldosas conocen", resume en la denuncia el abogado Juan José Losinno, defensor del veterinario y espía civil Claudio Raúl Grande, conocido como "Pablo" en el centro de detención La Cacha.

Grande formó parte del Personal Civil de Inteligencia (PCI) en el Destacamento 101 del Ejército, órgano de espionaje de la Subzona Militar 11, dependiente del primer cuerpo del Ejército y el Batallón de Inteligencia 601. 

En el escrito, Losinno apunta contra el ex juez federal Rozanski -quien, en Tribunal, condenó a su defendido a 13 años de prisión- por mantener una estrecha relación con denunciantes y víctimas de la última dictadura cívico-militar.

El abogado apunta a querellantes y testigos de la causa La Cacha, y advierte que el ex magistrado tiene de amigos en Facebook, entre otros, a Remo y Bárbara Carlotto
 Julián Axat, Perla Diez, Matías Angel Reggiardo Tolosa, Pablo Roesler y Arturo Bojorge. "Todos ellos fueron víctimas de La Cacha, le pidieron prisión perpetua a mi defendido y Carlos Alberto Rozanski ocultó el vínculo -ya sea omitiendo excusarse o rechazando las innumerables recusaciones- y consintió todas y cada una de las peticiones de los mismos", advirtió Losinno en el escrito. 

Por eso, apenas horas después de que Elisa "Lilita" Carrió asegurara que "hay militares condenados sin pruebas", el abogado del represor Grande pidió la inmediata detención de Rozanski acusándolo de prevaricato, una figura por demás amplia que equivale al incumplimiento de deberes de funcionario público.

El prevaricato, en términos técnicos, implica que el magistrado incurrió en una medida o resolución a sabiendas de que la misma es injusta contraria a la ley. En este caso, Losinno acusa a Rozanski "por haber dictado sentencia condenatoria en favor de las partes acusadoras, con quienes mantenía y mantiene una manifiesta relación de amistad". [El Teclado] 

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias