sábado 25 de noviembre de 2017 - Edición Nº214
El Teclado » La provincia » 8 nov 2017

CUESTIONAMIENTOS DE CARBAP

Alem, el segundo distrito más afectado por el agua, se quedó sin emergencia por la puja política

Ruralistas de Carbap se reunieron ayer con legisladores para tratar la suba impositiva, pero saltó otro tema: el distrito conducido por un intendente kirchnerista no fue declarado en emergencia agropecuaria. "Queremos pensar que no es una cuestión política", deslizaron.


Por:
Redacción

Con el cronómetro en mano, dirigentes de de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) reclamaron este martes a legisladores de la provincia que se reduzca a la mitad la suba del 50 por ciento del impuesto inmobiliario rural que figura en el proyecto de la ley Impositiva 2018. 

Pero en el marco de esta reunión encabezada por el presidente de la comisión de Presupuesto de Diputados, Marcelo Daletto, surgió otro tema: la situación de Leandro N. Alem, el segundo distrito más afectado por las inundaciones de acuerdo a un informe del INTA, y el único partido que no fue declarado en emergencia agropecuaria. Gobierna allí, un hombre del riñón kirchnerista, Alberto Conocchiari.

Simón Sincunegui, de Carbap regional Vedia, detalló a El Teclado que si bien no “coinciden demasiado” con el jefe comunal del partido, vinculan esta discriminación a una cuestión “netamente política”.

En octubre de este año, General Pinto, Pellegrini, Daireaux, Guamini, Bolívar, General Arenales y Lincoln fueron declarados en emergencia agropecuaria, con lo cual sus productores pueden acceder a una serie de beneficios a los que los ruralistas de “la manchita en el mapa” -como llaman al partido K en medio de una provincia ahora amarilla-, no pueden llegar.

“Tenemos productores muy complicados. A algunos porque les falta alguna cuota del inmobiliario por ejemplo, no pueden tener acceso al crédito. No podemos sembrar porque nos viene agua de todos lados: de Villegas, de Pinto, de La Pampa por el Plan Maestro; y del lado de Teodelina, que se mete en el distrito y después sigue para Junín”, contó Sincunegui.

Sumado a esto está la cuestión del revalúo fiscal. “No podemos soportar un aumento del 50 por ciento cuando estamos con el agua al cuello y no tenemos la emergencia pese a haber golpeado muchas puertas”. Inclusive, apelaron al senador electo Esteban Bullrich, que justamente es de la zona y tiene campos en Junín, pero ni aun así consiguieron que Vidal les firmara el decreto.

“Estamos dolidos porque es algo que nos corresponde. Estamos en una situación complicada, y sigue lloviendo”, estimó el referente de la Sociedad Rural de la ciudad cabecera de Alem.

De acuerdo al informe realizado por Carbap, a septiembre de este año el partido estaba inundado en un 17 por ciento de su superficie. Arenales, por su parte, un 10; y Junín un 18.

Además, en función del análisis de las áreas afectadas por la inundación, solo en la provincia de Buenos Aires y La Pampa se espera que 1.2 millones de hectáreas queden sin poder ser sembradas. Eso representa una pérdida superior a los 1.200 millones de dólares.

[REUNIÓN POR EL REVALÚO FISCAL]

Durante la reunión de ayer con legisladores bonaerenses, el presidente de Carbap, Matías de Velazco, pidió una baja del 50 al 25 por ciento del inmobiliario rural proyectado en el Presupuesto, ya que “cae con más fuerza al campo que a otros sectores de la economía bonaerense”, y que desde el gobierno provincial les habían asegurado que sería una suba acorde con la inflación proyectada, “pero la supera por 40 puntos".

Finalmente, De Velazco no descartó medidas de fuerza. "No estamos buscando acciones, las acciones se están gestando solas, hay mucho malhumor, malestar y disconformidad", señaló ante los medios, y aseguró que "este no es el cambio que se votó. No es el cambio que se buscó ni el que se quiere para la provincia ni para el país", enfatizó. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias