miércoles 13 de diciembre de 2017 - Edición Nº232
El Teclado » La provincia » 27 nov 2017

Fin de Año

Ajustar, el requisito de Vidal ante el pedido de una treintena de municipios que necesita ayuda

31 de los 135 municipios necesita asistencia para pagar los sueldos a sus empleados en diciembre. La Gobernadora a cambio les pide “ajustar" en el marco de la Ley de Responsabilidad Fiscal.


Por:
redacción

Ya casi llegando a diciembre, 31 municipios bonaerenses requieren asistencia financiera de la Provicnia para pagar salarios en el cierre del año. Tres municipios están a la cabeza: Mar del Plata, que gobierna Carlos Arroyo, y Bahía Blanca, a cargo de Héctor Gay; ambos son de Cambiemos. Tercero está Moreno, del GBA, en manos de Walter Festa. Este dato surge según un informe al que accedió el diario Clarín.

De los 31, cuatro son del Conurbano: además de Moreno, están José C. Paz (cuyo intendente salió a desmentirlo), San Vicente y Berisso, la cuna peronista que en 2015 pasó a ser gobernada por el radical Jorge Nedela y está en situación crítica.

Del interior provincial aparecen distritos importantes como Azul, Pinamar o Necochea. La mayoría de los que requieren auxilio son de Cambiemos: 23 de los 31. Hay seis del FpV, uno vecinalista y otro del Frente Renovador.

En La Plata aclaran que no todos los distritos están en la misma condición. "No es lo mismo un distrito que recaudó menos por la inundación que otro que aumentó gastos corrientes y sumó personal", ejemplifican.

Hay conversaciones con el Ministerio del Interior de Rogelio Frigerio para que gire ATN para auxiliar a los municipios. "Veremos caso por caso, pero después de dos años de gestión, cada jurisdicción se tiene que hacer cargo de sus sueldos", avisa un funcionario y aporta un doblez político: sostiene que "el argumento de la herencia cada vez pesa menos". Incluye a los oficialistas.

"Sabemos bien cómo está cada uno", asegura un integrante del staff bonaerense que sigue el vínculo con los intendentes. Con esa información, pedirán a los alcaldes que propongan planes de recorte del gasto. "No les vamos a soltar la mano pero no puede haber auxilio permanente", advierten.

Con el paquete del presupuesto 2018, la gobernadora logró que le aprueben la Ley de Responsabilidad Fiscal que establece parámetros de gestión: el gasto no puede crecer más que la inflación ni el personal aumentar más que la población.

Es un calco de la ley nacional que el ministro de Economía Hernán Lacunza empujó en la Provincia. Cada distrito podrá adherir o no. El que lo haga podrá tomar deuda para inversión o recibir asistencia en caso de "imprevistos".

El peronismo observa como una intromisión en la autonomía de los municipios el Pacto Fiscal porque limita contrataciones y erogaciones. Muchos avisan que no van a firmar la adhesión. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias