lunes 18 de diciembre de 2017 - Edición Nº237
El Teclado » La provincia » 3 dic 2017

Entrevista #Tranqui120

Moreno respaldó la presidencia de Menéndez en el PJ: “Todos los demás somos militantes”

El exministro de Comercio defendió, además, a los senadores peronistas que votaron a favor de la reforma previsional, en diálogo con el programa #Tranqui120 que se emite en Radio Estación 91.7.



El exsecretario de Comercio Interior aseguró que el voto favorable del bloque del PJ en la Cámara Alta tuvo que ver “con proyecciones económicas” y llamó a “no señalar con el dedo a ningún compañero”, en referencia a las críticas del kirchnerismo. “Si hay una crisis fenomenal, nada mejor que indexen por inflación a los haberes jubilatorios”, señaló el diálogo con el programa #Tranqui120 que se emite en Radio Estación 91.7.

El exfuncionario afirmó que “los jubilados van a ser perjudicados en sus haberes si y sólo si se cumplen los presupuestos económicos de Macri”. “Ahora, considerando que Macri es un descerebrado, que ha fallado en todos sus pronósticos económicos, ¿por qué creer que se van a cumplir los pronósticos del 2018? ¿La inflación en 2018 va a ser a la baja? ¿Va a haber un crecimiento de la economía? ¿O por el contrario, éste descerebrado como siempre le va a seguir pifiando? ¿Y si le sigue pifiando y se produce lo que dice (Juan Carlos) De Pablo o Carlos Rodríguez que dice que el Banco Central está quebrado, o lo que dicen casi todos los economistas neoliberales: ‘Mire Macri, si Usted no cambia no termina el Gobierno’? Si no termina el Gobierno, habrá una crisis fenomenalSi hay una crisis fenomenal, nada mejor que indexen por inflación a los haberes jubilatorios, porque eso inmediatamente lo tenés registrado todos los meses. Entonces, todo depende del escenario que tengas en cuanto a prognosis de lo que vos tengas el año que viene”, explicó.

En tanto, agregó que “los que creen que se va a cumplir lo que el Gobierno dice pueden pensar que las jubilaciones ajustadas por el proyecto de ley que mandó Macri perjudican a los jubilados. No hay ninguna duda, porque para eso lo hizo este gobierno de descerebrados, para perjudicar a los jubilados”. “Yo siempre lo vi estar equivocado a Macri, por lo tanto no creo que acierte en el 2018. Y con estas políticas sus propios economistas le están diciendo que va al fracaso. Pero a un fracaso rotundo, donde incluso mencionan que no va a terminar el Gobierno. Entonces, ante ese panorama, lo que uno tiene que hacer es tratar de proteger a los que se pueda proteger. Obviamente que ante una situación catastrófica como esa, nadie se ve beneficiado. Pero ya que te dan la posibilidad, decís ‘bueno, al menos le voy a salvar algo a los pobres jubilados’. Entonces, ni tan calvo ni tan pelado”, enfatizó.

En esta misma línea, Moreno continuó: “Si la economía explota, esta ley es la que te permite salvar en algo a los jubilados. Porque si el Gobierno de Macri no termina, vas a tener una inflación galopante. Entonces, con esta ley las jubilaciones se ajustan por inflación”. A su vez, pidió que cesen las críticas a los senadores que acompañaron la iniciativa oficial: “Fundamentalmente, lo que no hay que hacer es señalar con el dedo a ningún compañero. Habrá compañeros que votan por proyección económica, habrá compañeros que votan por otra proyección económica, porque ninguno creo yo que va a votar pensando que se va a perjudicar a los jubilados”, completó.

Consultado sobre las internas del Partido Justicialista, el excolaborador en el Vaticano dijo que las discusiones sólo se reducen a “un debate de dirigentes”. “No es un debate ni de afiliados, ni de militantes ni de simpatizantes del peronismo. Hoy ni los militantes ni los simpatizantes del peronismo están preocupados por lo que pase con los dirigentes. Abajo estamos todos unidos”, opinó.  

Moreno recordó que “la conducción del partido es el compañero (José Luis) Gioja a nivel nacional y (Gustavo) Menéndez en la provincia de Buenos Aires” y aseveró que “todos los demás somos militantes”.

“La compañera Cristina es una de las dirigentes más importantes que tiene el Movimiento Nacional Justicialista, y hay que cuidarla como hay que cuidar a todos los compañeros que integran la conducción estratégica del Movimiento. Porque no hay que desechar la alternativa de que, si bien dentro de la alianza Cambiemos hay sectores como el radicalismo mayoritario y sectores gorilas que son adversarios nuestros, también están las familias muy gorilas y oligarcas que tipifican la conducta del Gobierno y son enemigos nuestros: los oligarcas son enemigos del Peronismo. Y los oligarcas quieren ver a nuestros dirigentes rendidos, presos y humillados o muertos. Y ya tenemos antecedentes históricos de cuando la oligarquía mató a dirigentes peronistas. Entonces, tengamos claro que tenemos que cuidar a nuestros dirigentes, porque tampoco tenemos tantos”, resaltó.

En este sentido, Moreno reiteró sus deseos de unir en una fórmula a la expresidente y al titular de la bancada peronista en el Senado: “Yo de ninguna manera quiero que Cristina y Pichetto sean amigos, lo único que quiero es que ambos trabajen por la grandeza del Movimiento, cada uno con sus visiones. Por eso insisto con la fórmula Cristina – Pichetto / Pichetto - Cristina”.

Igualmente, Moreno rechazó la afirmación de Pichetto, quien había asegurado que “el Frente para la Victoria está muerto”. “El FPV jurídicamente no existe más porque ahora hicieron un frente que se llama Unidad Ciudadana. Jurídicamente, Pichetto tiene razón, pero estamos hablando políticamente. Políticamente nadie puede pensar que está terminado alguien que salió segundo en la elección de la provincia de Buenos Aires y nadie puede pensar que el que salió tercero, que es Massa, está terminado. Entonces, la dirigente que más votos tiene en términos individuales es Cristina Fernández de Kirchner, y el segundo dirigente que más votos tiene al interior del Movimiento Nacional justicialista se llama Massa. Por lo tanto, a ninguno de los dos los podés dejar afuera”, retrucó.

Para Moreno, “todos los compañeros que se identifican y se referencian como peronistas tienen que participar en el Movimiento Nacional Justicialista: y lo vamos a conseguir porque las bases y los dirigentes intermedios estamos unidos, ¿o se piensan que nosotros no hablamos con los dirigentes intermedios de Randazzo o Massa? Incluso con algunos dirigentes peronistas que están acompañando al Gobierno. Abajo no hay estas diferencias”.

Finalmente, el exfuncionario ponderó las declaraciones de Axel Kicillof, quien durante la semana dijo que “Julio de Vido es un preso político”, aunque se quejó por la falta de respaldo al exministro de Planificación detenido en la cárcel de Ezeiza. “Bienvenido que Kicilloff diga que Julio De Vido es un preso político. Es muy importante que Kicilloff lo diga, como hubiese sido importante también que bajaran al recinto a defenderlo, pero lo importante es la autocrítica. Porque si, como dice Kicilloff, y antes dijo Recalde, es un preso político, había que defenderlo en el recinto. ¿O no vas a defender a un futuro preso político en el recinto? Bueno, la autocrítica ya está hecha. Y eso demuestra que tenemos la media verdad y que nos equivocamos muchas veces. Y no hay ningún problema: se pide perdón, se hace la autocrítica y se sigue construyendo. Pero esa media verdad no autoriza a nadie a señalar con el dedo a otro compañero, son miradas distintas”, puntualizó. 

 

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias