jueves 21 de junio de 2018 - Edición Nº422
El Teclado » La provincia » 18 feb 2018

TELÉFONO PARA EL MINISTRO VILLEGAS

Se destapó la olla en la panadería La Ideal: Trabajo insalubre, reglas infrahumanas y un dueño perverso

Jorge Suárez, empresario y dueño de la panadería La Ideal (La Plata) está en el ojo de la tormenta. Gracias a una denuncia por trabajo infrahumano, decenas de mujeres contaron sus tristes experiencias y ya se atisba la posibilidad de un escrache. El ministerio de Trabajo, bien gracias.


Por:
Mariana Sidoti

Maira Liñán ya lo tiene decidido: este lunes irá al ministerio de Trabajo a radicar una denuncia por las infrahumanas condiciones en las que fue probada en la panadería La Ideal de La Plata, ubicada en diagonal 74 y calle 20 

Gracias a una publicación de Facebook en la que contó su experiencia, decenas de mujeres se animaron a hablar. Y todas las historias tienen un patrón: el maltrato sistemático de Jorge Suárez, el dueño del local, a la hora de pagar el día trabajado -que en la mayoría de los casos excedió las 8 horas pautadas-, el  impedimento de comer o ir al baño en toda la jornada laboral y lo más insólito de todo: la exigencia de trabajar el mes entero sin saber el salario que iban a cobrar

"Vos primero trabajá, fijate si te gusta y cuando sea el día de cobro te vas a enterar de tu sueldo", le dijo Suárez a la joven, una práctica que -quedó claro tras la denuncia- repite sistemáticamente. Una de las chicas que comentó la publicación de Maira contó que a ella, en el afán de no dar cifras antes del mes, el dueño alegó que "para cosechar primero hay que sembrar". 

Y aunque muchas de las mujeres que fueron a probarse terminaron yéndose -tristes y con bronca, como Maira-, muchas otras todavía trabajan en el lugar, y en condiciones infrahumanas.

Suárez no da francos durante el primer mes y le advirtió a la joven que "si yo te llamo a las 10:00 te tenés que presentar porque ahora dependés de lo que yo te diga para trabajar". Frente a los planteos de Maira y el pedido de cobrar, al menos, por el día trabajado, el hombre le anunció que no iba a pagar. "Pasá mañana y si tengo ganas te pago", le contestó. 

Gracias a la denuncia pública, que ya fue compartida más de 1.500 veces, pudo saberse que el hombre tiene también denuncias por acoso laboral. "Cuando las empleadas se quieren ir las amenaza. Yo era clienta hasta que me entere las barbaridades que hacia con las chicas", comentó una ex clienta en el post.

"Me sentí mal. Sentí que no tenía todos los derechos que durante siglos cambiaron para bien", dijo Maira en diálogo con El Teclado. La joven estudia abogacía desde junio del año pasado y esta situación le tocó profesional y personalmente. "Me escribieron miles de mensajes de otras chicas que pasaron la misma situación, o peor", agregó.

La pregunta que se hacen todos es: ¿dónde estuvo el ministerio de Trabajo durante todos estos años? Muchas de las mujeres que comentaron vivieron prácticamente la misma situación pero en distintas épocas, que se remontan hasta 8 años atrás. Según contó Maira a este medio, escribió la publicación "no con intención de escrache sino para que otras chicas no pasen por lo mismo y tengan precaución". Sin embargo, el post se viralizó a tal punto que muchos ya fogonean el escrache, con graffiteos incluidos. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias