lunes 21 de enero de 2019 - Edición Nº636
El Teclado » Municipales » 19 mar 2018

[CHIVILCOY]

Sigue la pelea de Britos contra Absa por los alarmantes niveles de arsénico que tiene el agua de la ciudad

La empresa planteó la construcción de una planta potabilizadora de ósmosis inversa, que en realidad agudizará el problema en la zona. En la actualidad, el 57 por ciento del agua de Chivilcoy no es potable.


Por:
Redacción

Ante la respuesta de ABSA de la audiencia pública, que determina que harán una inversión de 32 millones de pesos en una planta potabilizadora de ósmosis inversa, destinando 4 millones y medio en un caño para que los desechos vayan a las cloacas, el director de CAZMA, Hernán Sacco detalló que la planta agudizará el problema en la zona.

En este sentido, Sacco indicó que “la planta que pretende construir ABSA desechará 750 mil litros por hora en las cloacas, sobrecargado de arsénico a la cañada de nuestra ciudad que cuenta actualmente con un exceso 14 veces mayor de arsénico, según los estudios que hemos realizado”.

Cabe mencionar que las cloacas tienen separación por decantación, filtrado y clorinación, sin tener existencia de un tratamiento cloacal para los desechos de arsénico.

 

 

Ante esta problemática, se ha solicitado a la empresa prestataria tomar muestras y a las autoridades del agua de la provincia de Buenos Aires -que actualmente no cuenta con un director- , y no cuenta con medios de transporte para tomar muestras en la ciudad. “Esto determinó que la empresa y las autoridades del agua no tienen conocimiento del tema en profundidad, que estaría determinado por las muestras del agua en nuestra región”.

No obstante, se toma contacto con el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), donde se obtuvo como respuesta que ABSA no presentó el desarrollo ambiental de esta planta.

Para finalizar y ante la preocupación del estado municipal resaltó: “Llevaremos este tema a la Comisión de la Cuenca del Salado porque realmente estamos muy preocupados por la situación del agua de nuestra ciudad”.

[ANTECEDENTES]

El director de CAZMA, mostró en gráficos los resultados de 318 análisis realizados en el área desde el 2015 hasta enero de 2018, para que los vecinos de nuestra ciudad se interioricen en la problemática del tema.

Cabe mencionar que en el año 2012, la legislación decía que el Código Alimentario Argentino admitía hasta un 0,05 de arsénico en el agua, en ese momento Chivilcoy contaba con un 92 por ciento de agua potable. En ese año y a través de una ley, el gobierno provincial les dió una prórroga de cinco años -vencida en octubre de 2017- donde debían ajustarse al Código Alimentario nuevo y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Recordemos que hace un tiempo, por otro lado, el intendente Britos presentó un recurso de amparo sobre el servicio de agua potable ante la Corte Suprema de Justicia de la provincia Buenos Aires, patrocinado por el Dr. Mauricio D’Alessandro. En ese momento, el jefe comunal consideró que hay dos cuestiones en las que se ven afectados sus derechos constitucionales: el alto nivel de arsénico que posee el agua que se recibe por red y el aumento indiscriminado de las tarifas. 

Ahora, en este 2018, el Concejo Deliberante elevó un proyecto de resolución solicitando una reunión convocando a funcionarios de la empresa ABSA, Defensoría del Pueblo, Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) y a los cuatro bloques de concejales, a una reunión pública a fin de que la empresa rinda cuenta a la comunidad sobre las problemáticas.

Un dato: en la actualidad, el 57 por ciento del agua de Chivilcoy no es potable. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias