martes 25 de septiembre de 2018 - Edición Nº518
El Teclado » Opinión » 20 mar 2018

ABORTO

La Masonería Argentina reclama su lugar en el debate por el aborto que se da en el Congreso

Mediante un comunicado, el Gran Maestre, Ángel Jorge Clavero, detalla la postura de la Masonería Argentina en torno al debate por la legalización del aborto que se da en el Congreso y en la sociedad.


Por:
Ángel Jorge Clavero*

La Masonería Argentina solicitó opinión a sus logias de todo el país para reflexionar en conjunto sobre los proyectos que debatirá el Congreso de la Nación sobre el aborto. 
Al cierre de los plazos establecidos y aun después, numerosos talleres efectuaron tenidas ordinarias y especiales para considerar el tema. Fruto de ellas surgió una gran cantidad de respuestas que, en general, se pronuncian en favor del dictado serio y profundo de los temas de educación sexual y medicina reproductiva para los docentes y para las niñas y los varones de los establecimientos de enseñanza pública y privada, en paralelo y en conjunto con la información y la cultura que transmite cada familia.

Se reclama un vocabulario claro, sin eufemismos ni bromas, capaz de abrir diálogos constructivos en los hogares, en las escuelas y colegios para facilitar todo tipo de preguntas, especialmente de los niños y los adolescentes, con especial atención a la inclusión social, el respeto recíproco, la igualdad de géneros y de oportunidades.

En idéntico sentido, mayoritariamente se reclama la despenalización del aborto sin entrar en colisión con el debido respeto a las diversas creencias, más allá de dogmas y fanatismos. Se apela al fuero íntimo de las personas y parejas, a sus decisiones autónomas y a la creación de una conciencia personal y colectiva que tienda a la prevención, tanto de enfermedades de transmisión sexual como de embarazos no deseados.

La Masonería Argentina reclama su lugar en el debate que propone el Congreso, tal como ocurrió con su participación como Amicus Curiae de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en oportunidad de tratarse la enseñanza obligatoria de religión en escuelas y colegios de Salta.

Aboga asimismo para que todas las opiniones sean escuchadas y consideradas con la debida mesura y respeto, más allá de partidismos o cuestiones religiosas que no se compadecen con el estado laico y republicano. Además, los legisladores deberán comprenden que la eventual libertad de conciencia que otorguen sus respectivos bloques parlamentarios  no los habilita para la exposición y voto de sus creencias personales porque, según los casos, representan al pueblo de la Nación y a los estados provinciales y, por ende, deben tener en cuenta prioritaria el bien común.

El debate de los grandes temas de nuestra sociedad representa una gran oportunidad de crecimiento y encuentro recíproco. Las pasiones deben ceder su espacio a lo que se considere mejor para todos, que también será perfectible porque las personas y las sociedades evolucionan y sus normas éticas y morales no son estáticas ni se dictan de una vez para siempre. En nuestro tiempo, la ciencia y la tecnología, entre otras, nos demuestran a cada paso que vivimos un mundo fascinante que necesita la inteligencia, el conocimiento y la información en un marco de libertad, igualdad y fraternidad.

(*) Ángel Jorge Clavero preside la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones.

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias