jueves 19 de abril de 2018 - Edición Nº359
El Teclado » El país » 3 abr 2018

PIDEN REUNIRSE CON BULLRICH

La ley de cannabis medicinal duerme en los cajones del Congreso y el Gobierno dilata la reglamentación

Se trata de la ley aprobada en marzo del año pasado, que regula la importación y la producción del cannabis con fines medicinales. "El problema es el Ejecutivo", sostuvo Valeria Salech, presidenta de Mamá Cultiva Argentina.


Por:
Noelia Marone

El 27 de marzo del año pasado el Congreso aprobó la ley 27.350, que tiene el objetivo de regular y reglamentar la importación y producción de cannabis con fines medicinales.

Según detalló Valeria Salech, presidenta de Mamá Cultiva Argentina, a Cielo FM, la normativa se comprometía en tres instancias. Ninguna se cumple.

Por un lado, permitía la importación de fitofármacos que se estén comercializando en otros países. Eso no está pasando por problemas con el ANMAT.

Por otro lado, la ley hablaba de producción nacional. Para esto, los laboratorios necesitan materia prima que proveería el INTA mediante el cultivo, pero tampoco. “El tema es que el ministerio de Seguridad de la Nación no les otorga el permiso a ellos, y tampoco nos permite a nosotros cultivar”, explicó Salech.

 

 

Justamente la tercera instancia tenía que ver con la generación de un registro voluntario nacional de usuarios y familiares del cannabis medicinal para que no sean perseguidos ni criminalizados. Pero tampoco sucede.

“Este tipo de actitudes, de planchar una ley, hace que una vaya perdiendo la fe en la política. Nosotras estábamos tan contentas de haber sido escuchadas por los legisladores, se comprometieron, festejamos juntos. Y cuando llega a la autoridad de aplicación, que es el ministerio de Salud, se detiene. Y fíjate que el ministerio de Salud está atado al de Seguridad”.

“A la vez, siempre hablamos del poder Ejecutivo. El Legislativo nos apoyó, y  desde el Judicial, en caso de que a mí me detengan por cultivar, me liberarían porque es medicinal. El problema es el Ejecutivo”, explicó la mujer.

 

 

Finalmente, Salech manifestó que hace unas semanas se reunieron con la viceministra de Salud, quien “recién ahora se entera que el cuello de botella es el ministerio de Seguridad. Estamos pidiendo reuniones con la ministra de Seguridad [Patricia Bullrich] y ella no nos quiso recibir. Este gobierno tiene una política de guerra contra las drogas y eso va en contra del cultivo de marihuana. A nosotras nos entristece mucho”.

El aceite importado es una única variedad de planta y ha probado ser eficaz en un porcentaje muy bajo y algunas pocas patologías, dejando afuera a la inmensa mayoría de los usuarios. Es, además, una de las varias formas de administración, y no la única. Cuántas más variedades se cultiven, mayor será el espectro de llegada a las patologías nombradas anteriormente. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias