lunes 23 de julio de 2018 - Edición Nº454
El Teclado » Judiciales » 4 abr 2018

[LA PLATA]

Dictaron la prisión preventiva al padre del nene que murió tras caer de un séptimo piso

El fiscal Marcelo Romero pidió la prisión preventiva para Diego Villanueva y Rosa Martignoni [el padre y su actual pareja] acusados del homicidio de Renzo, el niño de 7 años que murió luego de caer de un 7mo piso en La Plata. La jueza de garantías Marcela Garmendia tiene cinco días para decidir.


Por:
Virginia Ilariucci

La orden de detención estaba vigente desde el 19 de diciembre pasado pero se concretó recién este 9 de marzo. Tras escuchar a los imputados en declaración indagatoria y las nuevas pruebas producidas por las partes, el fiscal entiende que hay elementos suficientes para solicitar la presión preventiva y que los acusados esperen en prisión el juicio oral.

 [LA CAUSA]

Renzo tenía 7 años y síndrome de down. El 10 de octubre de 2017, su padre Diego Villanueva lo retiró de la escuela Normal 3 de La Plata, donde concurría, y lo llevo a su casa. Con su actual pareja, Rosa Martignoni se estaban mudando a una nueva casa. Es por eso que esa tarde fueron hasta el antiguo departamento de calle 9 entre 55 y 56  para terminar de sacar cosas antes de entregarlo. Hasta alli fueron los tres, en esa tarde fresca y lluviosa. Renzo cayó por la ventana abierta que daba hacia la cochera del edificio. Diego y Rosa sostuvieron que el niño se cayó accidentalmente mientras corría y jugaba en el inmueble semi vacío.

Angela Donato es la mamá de Renzo. Desde el primer momento sostuvo que una caída accidental era imposible por las características, hábitos y educación del niño. Apuntó al padre y su pareja: para la madre ellos lo habían arrojado. Ante el fiscal Marcelo Romero contó su historia personal, familiar y judicial. Dijo que Diego nunca pudo aceptar a Renzo y su condición, que tuvo que acudir a la justicia de familia para que se hiciera cargo del niño, que había denuncias previas de maltrato y golpes de parte del padre hacia el hijo, que Renzo era un obstáculo para su vida.

El fiscal ordenó una reconstrucción de la caída con un muñeco confeccionado por la Policía Científica, que respetaba el peso, la talla y la contextura del niño. Ante las partes, la prensa, estudiantes de criminología y la misma jueza de garantías que instruye la causa, Marcela Garmendia, el 9 de noviembre de ese año se realizaron 8 maneras diferentes, con impulso y sin impulso, agotando todas las posibilidades. El resultado fue evidente para todos los presentes: solo en las caídas en las que el muñeco fue arrojado con impulso y hacia la derecha el muñeco cayó en la zona donde había quedado el cuerpo del niño. 

El informe del análisis de la pericia se dio a conocer el 11 de diciembre. Los especialistas aseguraron que “no puede descartarse la participación de un tercero en la caída” y calificaron al hecho como Homicidio. En base a todas las pruebas, informes, testimonios y el resultado de la reconstrucción, el 19 de diciembre de 2017 el fiscal procesó a Diego Villanueva como autor de homicidio calificado por el vínculo, y a Rosa Martignoni por homicidio simple, y pidió la inmediata detención de ambos. La jueza Garmendia hizo lugar al pedido del fiscal.

Los abogados defensores de los imputados solicitaron la eximición de prisión, que fue denegada por la jueza de Garantías, pero apelaron y hubo que esperar la resolución de la cámara de apelaciones. La sala IV se expidió el 7 de marzo de 2018 rechazando el pedido y confirmando la imputación y el pedido de detención. Tanto la jueza de garantías como los jueces de apelación entendieron que había peligro de fuga y ordenaron la prohibición de salir del pais.

Los imputados se pusieron a disposición de la justicia el 9 de marzo y quedaron alojados en dependencias de la policía y del Servicio penitenciario. En sus declaraciones indagatorias negaron la acusación, contaron su versión de los hechos y describieron la relación que tenían con el niño como amorosa y de cuidado. Sus abogados presentaron pruebas y pericias de parte.

Finalmente el fiscal Macelo Romero solicitó este martes la prisión preventiva, argumentando el serio peligro de fuga de los imputados, ya que tienen los medios económicos y relacionales para hacerlo, y el riesgo de entorpecimiento de la causa o el amedrentamiento de testigos (ambos imputados agredieron, golpearon y amenazaron en la vía pública a la hermana y la tía de Renzo pocos días antes de entregarse). 

Ahora, la jueza Garmendia tiene cinco días para confirmar o rechazar el pedido del fiscal.

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias