martes 25 de septiembre de 2018 - Edición Nº518
El Teclado » Judiciales » 14 abr 2018

LA PLATA

Pidieron 8 años de prisión para el patovica que le provocó la muerte a un hombre en La Plata

El fiscal Martín Chiorazzi pidió 8 años y 6 meses de prisión para Carlos Adrián Cañedo por el homicidio simple de Pablo Gastón González, ocurrido el 1 de noviembre de 2015 en el boliche Recordando, de La Plata.


Por:
Virginia Ilariucci

El fiscal Martín Chiorazzi pidió 8 años y 6 meses de prisión para Carlos Adrián Cañedo por el homicidio simple de Pablo Gastón González, ocurrido el 1 de noviembre de 2015 en el boliche Recordando, de calle 3 entre 42 y 43 de La Plata. El abogado que representa a la familia de la víctima, Jerónimo Guerrero Iraola, requirió el mismo monto de pena, y en los alegatos expresaron que quedó firmemente probado el dolo, el pacto de silencio para encubrir el delito y la secuencia fáctica de los hechos.

Por el contrario, el abogado defensor del imputado, Jorge Parsons, solicitó la absolución y subsidiariamente, en caso de ser condenado, que se contemple el delito de homicidio preterintencional, al expresar que no hubo intención de matar, sino de disuadir la situación incómoda que se había generado en la puerta del local bailable, intentado que la víctima se retirase. Que simplemente le dio un “empujón” y que por el estado de ebriedad perdió el equilibrio y cayó accidentalmente.

El juicio comenzó el pasado 10 de abril ante el Tribunal Oral Criminal N°  5 integrado por los jueces Carmen Palacios Arias, Isabel Martiarena y Ezequiel Medrano, quien ejerció la presidencia. El veredicto se escuchará el próximo miércoles 18 a las 13 hs.

 

[En la foto: Los jueces]

Durante el debate quedó probado a través de los testimonios que la discordia se generó en el interior del establecimiento nocturno cuando en ocasión del encuentro de la víctima con su ex esposa y su actual pareja, se produce un cruce de palabras lo que motiva que personal de seguridad lo expulse de manera violenta. González estaba ebrio y con dificultad para caminar normalmente. Luego, ya en la vereda, Cañedo le indica que se vaya y ante la resistencia de González le propina un golpe de puño en el mentón lo que provoca la caída de la víctima, golpeando severamente su cabeza contra el piso.

La médica autopsiante declaró en el debate que González presentaba varias lesiones, hematomas y excoriaciones en brazos, cabeza y mentón. Describió una fractura en hueso  temporal izquierdo y del denominado “silla turca”, ubicado en la base del cráneo. Explicó que es compatible la lesión en el mentón y esta última fractura como provocada por el impacto del golpe de un puño.

Además, también declararon dos médicos que recibieron y atendieron a González en el Hospital San Martín. Contaron que el paciente entró con un cuadro de coma profundo y en estado de gravedad severa, con un hematoma subdural agudo del lado derecho. Fue sometido a una cirugía de cuatro horas, permaneció cinco días en terapia intensiva y finalmente falleció. Todas estas lesiones fueron provocadas por el impacto de la cabeza contra el suelo, fracturando los cuatro huesos del cráneo derecho.

Por otra parte, las partes acusadoras denunciaron un “pacto de silencio”  entre varios de los empleados de Recodando e incluso algunos de los asistentes para tratar de contar una versión de los hechos más cercana al accidente y así encubrir la verdad de lo ocurrido. Tanto fue así que en varias oportunidades en las que aparecían contradicciones flagrantes o falta de información el presidente del tribunal debió advertir a algunos testigos respecto a la posible comisión del delito de falso testimonio y su penalización.

La madre de González, Lina Azucena Carrizo, sus hermanos y demás familiares y amigos estuvieron presentes durante todo el debate, con remeras que perdían justicia por Pablo. Al término de los alegatos repitieron el reclamo: que los responsables sean condenados. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias