lunes 23 de julio de 2018 - Edición Nº454
El Teclado » La provincia » 17 abr 2018

EXCLUSIVO EL TECLADO

¿Mal clima meteorológico o social? El segundo timbreo de Cambiemos en jaque

Tal como anticipó El Teclado, los funcionarios, legisladores e intendentes de Cambiemos volverian a salir a la calle el sábado 21 de este mes. Sin embargo, a cinco días de la cita, ya lo ponen en duda por chances de lluvias.


Por:
Pablo Etcheverry

Sólo un timbreo ha realizado el gobierno de Cambiemos en lo que va del año. Claro, el andar electoral en octubre pasado dejó un margen para la relajación de las caminatas por los barrios bonaerenses. Además, la importancia que se le dio a la temporada veraniega en Mar del Plata, corrió a los integrantes el oficialismo de las grandes ciudades a La Feliz. Incluso, los funcionarios pasaron varios días mostrando la gestión provincial.

En ese marco, todo indicaba que con el comienzo de las sesiones parlamentarias se volvería a tomar la práctica de los timbreos. Hasta se llegó a rumorear que serían cada quince días como ocurrió antes de los comicios de 2017.

Sin embargo, tal como adelantó El Teclado, las recorridas de los intendentes, legisladores y funcionarios deberá esperar para salir a la cancha. Es que, la decisión de María Eugenia Vidal, aconsejada por Jaime Durán Barba, de realizar una retiro espiritual en Chapadmalal intercedió en la suerte de los timbreos y el fin de semana del 14 de abril sólo fue para el gurú ecuatoriano.

Con dicho panorama, todo estaba dado para que este sábado 21 vuelvan a las calles con todos los ministros, funcionarios e intendentes y que nadie se quede afuera. Pero no.

 

Conforme a lo informado a El Teclado, a cinco días de la cita con los timbres bonaerenses, ya está en duda su realización. Desde el oficialismo aseveran que las condiciones climáticas no serán las mejores y lloverá todo el fin de semana.

Claro está, con tantos días de anticipación sembrar la duda de las posibles lluvias, generó suspicacias en muchos dirigentes que acusan que el objetivo es dejar pasar agua debajo del puente y buscar que el malestar social por los constantes incrementos en los precios no sea el protagonista de las charlas con los vecinos.

"Vamos a ir a hablar de la reforma judicial y no pueden pagar la luz", dijeron desde el radicalismo como antesala a la posible suspensión que ya fogonean desde la Gobernación.

Así, parecer que el segundo timbreo deberá seguir en las gateras. Primero por el retiro espiritual, ahora por el mal clima. Resta saber si es meteorológico o social. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias