sábado 21 de julio de 2018 - Edición Nº452
El Teclado » Judiciales » 7 may 2018

[JUDICIALES] Caso Johana Ramallo

En un confuso episodio, se realizó un allanamiento en la cárcel de Melchor Romero buscando víctimas de trata

El operativo de hizo tras una denuncia de la ONG Madres de Víctimas de Redes de Trata. Es en la causa en la que se investiga la desaparición de Johana Ramallo. Denuncian que habrían 10 jóvenes cautivas.


Por:
Virginia Ilariucci

Esta mañana Marta Ramallo, la mamá de Johana, la joven de La Plata que hace 9 meses se encuentra desaparecida, realizó una denuncia en la sede del Tribunal Federal N° 1 a cargo del juez Ernesto Kreplak. Lo hizo acompañada de Margarita Meira, titular de la ONG Madres de Víctimas de Redes de Trata.

La noticia se conoció alrededor de las 10 y conforme pasaron las horas, las mujeres fueron recibidas en sede judicial para prestar declaración. Primero lo hizo Margarita y luego Marta. “El objetivo es que allanen el lugar para liberar a las chicas, y si ya se las llevaron, que puedan tomar muestras de adn”, expresó Meira al terminar su exposición.

La mujer contó que hace unos cuatro días una joven de unos 30 años se habría escapado de una red de trata que la mantuvo cautiva por una década, y al salir se comunicó con la ONG que ella preside. La joven habría sido obligada a prostituírse y que ahora la retenían para que cuidara a las más jóvenes.

 

Según la denunciante, esta joven les relató que en un sótano de la unidad penitenciaria de Melchor Romero, aparentemente en el pabellón de internas psiquiátricas, habría por lo menos 10 chicas alojadas y sometidas, que por las noches las sacan para llevarlas a prostíbulos y las depositan nuevamente en ese lugar. Que la maniobra sería realizada utilizando dos autos, uno rojo y otro negro. La joven que escapó también aclaró que con anterioridad todas habrían estado retenidas en otra unidad penitenciaria, pero que las trasladaron a este nuevo lugar hace un tiempo, luego de que ella hiciera un llamado al 145 pero que el allanamiento nunca se hizo.

También refirió que entre ellas estaría Johana Ramallo, una joven de nombre Camila, y que hubo “una nena que vivía lejos, en un lugar con nieve”. Todos estos datos fueron aportados a la justicia por Margarita, ya que la joven está con mucho miedo, a resguardo y custodiada por miembros de la ONG. Meira contó al término de su declaración que la joven les dijo que “hay 20 guardiacárceles implicados y un comisario”.

Luego de que ambas mujeres dieron testimonio, alrededor de las 16.30, se ordenó un operativo con efectivos de la Policía Federal que ingresó a la unidad n° 34 media hora después por calle 179 y 523 de la localidad de Melchor Romero. Los internos alojados allí son los declarados inimputables, sobreseídos definitivamente por el artículo 34 inciso 1° del Código Penal y procesados en estudio a la espera del dictamen pericial psiquiátrico de una posible enfermedad mental.

Luego de casi cuatro horas de inspección, en la que participaron la directora de la Unidad 34, Cristina Córdoba; el jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses; y una abogada en representación de la familia de Johana. La Policía Federal revisó celdas, áreas de recreación, sala de visita, sanidad y talleres escuela. Resaltaron que “no se dejó nada sin chequear” y no se detectaron irregularidades. No pudieron encontrar en el lugar un sótano o subsuelo, tal como denunció Meira, como así tampoco la presencia de mujeres en ninguno de los espacios. En esa unidad se encuentran alojados 428 hombres. “Fue categóricamente negativo”, expesaron fuentes cercanas a la causa. [El Teclado]

 

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias