lunes 18 de junio de 2018 - Edición Nº419
El Teclado » Municipales » 1 jun 2018

[SAN ISIDRO]

En medio de una polémica sesión, Gustavo Posse pudo meter su delfín en la presidencia del Concejo

Luego de aprobarse la rendición de cuentas, el concejal de Cambiemos, Andrés Rolón, pidió el recambio de autoridades. Bastó un momento para que se hiciera efectivo, quedando él ante la presidencia del cuerpo.


Por:
Carla Silva

Luego de aprobarse la rendición de cuentas con los números ajustados en San Isidro, el Concejo Deliberante de San Isidro sufró un cambio inesperado en su presidencia, cuando desde su banca Andrés Rolón pidió un recambio de autoridades para quedar, justamente él, en la presidencia.

Cuarto intermedio mediante, Carlos Castellano, quien supo ser la mano derecha del jefe comunal, fue "destituído" de la titularidad del cuerpo legislativo, y Rolón quedó al mando. Se cumplió así el deseo del intendente Gustavo Posse, que ya el año pasada había querido hacer esta jugada, pero sin tener éxito.

Según LPO, en San Isidro explican que la tensión entre ambos se desencadenó en 2015, cuando Castellano iba a ser quien tomara las riendas del municipio como su sucesor en caso de que Posse peleara la gobernación de la provincia. Sin embargo, al desarmarse el panorama, tuvo que quedarse con en concejo. 

Este jueves, Gustavo Posse apareció en el recinto para observar el enrosque.

 

Al otro día de la sesión, la oposición brindó una conferencia de prensa junto al edil cesanteado, que sostuvo que "lo que triunfa es la corporación política con viejas prácticas". Además, se lamentó porque "teníamos una agenda legislativa interesante vinculada a controles, transparencia, y vemos que fue abortado por un acuerdo de la vieja política sobre un intento de renovación que se pretendía hacer".

Según relata Infoban, el concejal de ConVocación por San Isidro, Martín Lutufyan, remarcó que lo que "pasó ayer fue una pérdida de autonomía del Concejo Deliberante" y agregó que si bien entienden que hay una nueva mayoria, se "avasalló la institucionalidad y las reglas de juego", en referencia al tratamiento "sorpresivo" que, según la oposición, el possismo le dio al desplazamiento de autoridades. Además, coincidió con Castellanos en que "la intervención de Posse pone en peligro proyectos de transparencia y control ciudadano que se venían adelantando", y lamentó que "las prácticas rancias de los barones del conurvanos siguen diendo las mismas de siempre".

Por parte de Unidad Ciudadana, el concejal Marcos Cianni, insistió en que "fue una intervención del Concejo Deliberante por parte del Ejecutivo y del Intendente" y habló de "patotas". A su turno, el concejal radical, Carlos Juncos, caracterizó al oficialismo local como "unos saqueadores nocturnos vinieron a tomar el Concejo Deliberante", y que "lo porían haber hecho de otra menera, y con la foto de la mitad del Concejo vacío. 

Lutufyan fue más allá y apuntó contra Posse porque "no puede ser que una misma familia gobierne un Municipio durante 35 años. Para nosotros la renovación de la política y la transparencia son una parte fundamental de las instituciones democráticas y republicanas, piensan que se terminan transformando en dueños del espacio".

Por último, en una entrevista radial, el nuevo presidente del Concejo, Andrés Rolón, desmintió las denuncias sobre violación de las reglas de funcionamiento del HCD y sostuvo que "acá no se desplaza a nadie" y concluyó que "El HCD va a volver a tener la institucionalidad que no tuvo en estos meses". [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias