martes 11 de diciembre de 2018 - Edición Nº595
El Teclado » Judiciales » 16 jun 2018

[LA PLATA]

Impunidad: sobreseyeron al acusado de matar a La Moma y tras 7 años no hay ningún responsable detenido

La fiscal retiró la acusación contra el único imputado por falta de pruebas. Una instrucción fue defectuosa, pruebas genéticas “desaparecidas”, y que un halo de sospecha sobre la policía bonaerense.


Por:
Virginia Ilariucci

El juicio oral en el que se juzgó al único acusado por el asesinato de Carolina González Abad llegó a su fin. Más allá de los esfuerzos realizados por arribar a la verdad de los hechos, la fiscal Florencia Budiño se vio obligada a retirar los cargos contra Pedro Osmar Reyes debido a la falta de pruebas en su contra y por lo tanto el Tribunal Oral Criminal n° 5 lo sobreseyó.

De esta manera, casi siete años después, el crimen de La Moma queda impune. No se pudo determinar quien o quienes la golpearon, apuñalaron y ahorcaron hasta matarla esa madrugada del domingo 16 de octubre de 2011 en su casa de calle 4 entre 68 y 69 en La Plata. El móvil del robo quedó prácticamente descartado y todo apunta a que a Carolina la mataron por ser travesti. Lo que quedó claro tras cinco audiencias es que la instrucción fue defectuosa, que las pruebas genéticas que hubieran podido determinar científicamente a los asesinos “desaparecieron”, y que un halo de sospecha respecto a la policía bonaerense, y particularmente sobre la Comisaría 9na, sobrevoló todo el juicio.

En la última audiencia se tomó testimonio al policía Esteban Marconi, quien había sido mencionado por Lucas Ceo, y con quien entró en contradicción. Lucas es un joven que es hijo de un policía y que visitaba a Carolina con frecuencia. En su declaración el joven contó que la noche del sábado 16 de octubre de 2011 fue hasta la casa de La Moma con Marconi y dos sujetos más, con el fin de conseguir cocaína, y que al no obtenerla se retiraron, la consiguieron en otro lugar y fueron a la casa de Esteban a tomarla. Luego él fue internado.

En flagrante contradicción, Marconi contó que esa noche un amigo suyo apodado “Pollo” fue a su casa en Ensenada con Ceo, a quien no conocía, y que le pidió que los llevara hasta un lugar a buscar algo. Los llevó, Ceo bajó y al rato regresó sin conseguir lo que quería, más tarde fueron hasta una gomería por un desperfecto en su auto y luego regresaron a su casa. El Pollo y Ceo se retiraron y él se quedó con su familia. Una versión absolutamente diferente a la que había dado el testigo anterior.

Las versiones contrapuestas del policía Marconi y de Ceo, que es hijo de un policía, despertaron las sospechas respecto a cómo fueron los hechos en esa última noche con vida de Carolina, pero en definitiva nada aportaron para dilucidar si el acusado Reyes es o no el autor del homicidio.

La última carta que le quedaba a Budiño era contar con la declaración de la testigo de identidad reservada que lo había sindicado como el asesino junto con Diego Daniel Mascioni (que falleció). Si bien días atrás pudieron dar con ella, en la última jornada fue imposible hacerla comparecer. Sin este testimonio la acusación contra Reyes quedó sin sustento. Es por ello que la fiscal tomó la decisión de retirar los cargos en su contra.

Sin embargo, la acusadora solicitó a los jueces Ezequiel Medrano, Isabel Martiarena y Juan José Ruiz, que se extraigan testimonios y se envíen para una nueva investigación sobre el homicidio de La Moma. Además expresó que no descarta la posibilidad de que se hayan cometido delitos de acción pública en relación a la cadena de custodia del material genético obtenido del cuerpo de la víctima, que “desapareció” a manos del correo de la Comisaría 9na.

En las puertas de los tribunales platenses amigues, compañeras y organizaciones LGTBI reclamaron una vez más justicia por La Moma. Denunciaron además la permanente persecución que sufren las chicas trans de parte de la policía, la criminalización a la que son sometidas por su identidad y por su actividad, y destacaron que los travesticidios son una realidad invisibilizada por los medios, la justicia y la sociedad toda. Que el slogan #NiUnaMenos incluye a todas las mujeres que se perciban como tal. Y volvieron a sostener: “A La Moma la mataron por ser travesti”. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias