lunes 22 de octubre de 2018 - Edición Nº545
El Teclado » Judiciales » 1 ago 2018

[ABUSOS EN EL DEPORTE] BRANDSEN

Detuvieron al preparador físico de Las Leoncitas acusado de abuso sexual de una alumna

Es por abuso sexual gravemente ultrajante. Sucedió entre 2005 y 2006 en un club de Brandsen. La niña tenía 14 años y el docente 39. Hoy declaró ante el fiscal por más de una hora.


Por:
Virginia Ilariucci

Efectivos de la DDI La Plata, al mando del comisario Néstor Muñoz, detuvieron en la tarde de ayer en su casa de Brandsen a Pablo Oscar Fernández Garaygorta, el profesor en educación física y entrenador de hockey sobre césped, acusado de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de una jugadora del Club Atlético y Progreso de Brandsen cuando era menor de edad y revistaba en la categoría juveniles locales.

La orden fue emitida por el juez de garantías Jorge Moya Panisello, a pedido del fiscal Marcelo Romero, con el aval de la Cámara de Apelaciones que rechazó el pedido de excarcelación planteado por los abogados defensores Daniel Urriza y Héctor Barrionuevo y dio curso a la medida restrictiva de la libertad.

Esta mañana el imputado compareció en declaración indagatoria ante el fiscal, según preveé el artículo 308 del código procesal penal de la provincia de Buenos Aires. Se trata del acto de defensa por el cual se pone en conocimiento de los hechos denunciados y cuales son los cargos en contra de una persona sobre cual existe alguna sospecha de que haya estado implicada en algún delito.

De esta manera se le da la oportunidad de dar su versión de los hechos, explicar o negar y hasta optar por no declarar sin que esto pueda ser usado en su contra. Ya que no está obligado a decir verdad ni a declarar en su contra, el imputado puede decir lo que sea para defenderse y es su derecho. Fernández Garaygorta declaró por más de una hora.

En su descargo, el imputado negó todas las acusaciones en su contra y abundó en dejar en claro que su desempeño como profesor en educación física desde hace aproximadamente 30 años nunca ha sido objetado ni cuestionado por ningún superior de los establecimientos educativos en los que ha trabajado ni de ninguna autoridad de la Confederación de Hockey. Además destacó que como de parte del cuerpo técnico de los seleccionados de hockey argentinos junior y mayores realizó innumerables viajes con grupos de jugadores y nunca recibió una queja. Destacó que siempre se desempeñó con “dedicación y responsabilidad” y que las acusaciones son “calumnias”.

Además, explicó la relación y conocimiento que tiene tanto con la víctima como con su familia, en el plano laboral como en lo personal, y endilgó animosidad de esa familia para con él por motivos personales. Pero también deslizó alguna intencionalidad política en toda la situación, debido a que formó parte del gobierno municipal de Brandsen durante el año 2011 como Secretario de Acción Comuntiaria y era una persona muy cercana al Intendente de ese momento, Gastón Arias. “Esto también puede venir como una utilización política de adversarios. Lo utilizaron y lo siguen utilizando”, dijo Fernandez casi al final de su declaración.

El fiscal Romero agravó la calificación legal del procesamiento por el delito de “Abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y por las circunstancias de su realización, cometido por un encargado de la educación”. En función de esto, el juez consideró que la acción penal continúa vigente al ser un delito más gravoso, con una expectativa de pena más alta, y por lo tanto se desestimó el planteo de prescripción de la defensa.

En su dictamen el magistrado expresó que “Existen elementos suficientes e indicios vehementes que permiten afirmar que en el lapso comprendido entre los años 2005 y 2006, un sujeto de sexo masculino que se desempeñaba como profesor de Hockey del club al que concurría la víctima, abusó sexualmente de la joven de 14 años de edad al momento del comienzo de los hechos, quien resultó ser alumna del nombrado en el período de tiempo de mención, situación esta aprovechada para que la misma no consienta libremente su acción”, lo que fundamentó la existencia “prima facie” de lo denunciado por la víctima en noviembre de 2016.

Además, consideró que existen indicios vehementes de que el imputado podría eludir la acción de la justicia, por lo tanto ordenó la detención del docente. La medida de coerción se hizo efectiva con el doble conforme de Cámara de Apelaciones y Garantías.

Según quedo acreditado en el expediente, el docente Fernández, que tenía 39 años, abusó de la niña en reiteradas oportunidades, tanto el club como en su propia casa, y en otras circunstancias, con acciones impropias para su edad. “Dichos actos interfirieron en el proceso normal y adecuado de su formación sexual, al someterla a un trato que la niña no estaba en condiciones de afrontar”, sobre su cuerpo, incitándola a que haga cosas y persistiendo en intentar permanecer a solas con ella, expresó el magistrado.

Uno de los agravantes de la calificación legal tiene que ver precisamente con su condición de docente, ya que Fernández tenía a su cargo la educación, la integridad y la seguridad de la niña que él violentó con sus acciones. Así, el juez destaca “el respeto mantenido (por la víctima) hacia el sujeto, quien detentaba su rol de educador, abusando así de la autoridad que su figura de profesor y líder de un equipo le dispensaba frente a una niña que por su edad, condición de preadolescente y alumna, era más que vulnerable”. La joven está representada por la abogada Sofía Caravelos.

Pablo Oscar Fernández Garaygorta además de dar clases de hockey y de desempeñarse como docente en colegios de Brandsen integró el cuerpo técnico del seleccionado juvenil de hockey “Las Leoncitas”, y hasta 2017 también de la selección masculina “Los Leones”. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias