domingo 23 de septiembre de 2018 - Edición Nº516
El Teclado » Judiciales » 15 ago 2018

[JURY DE ENJUICIAMIENTO]

Tras ocho horas de demora, llegó el acuerdo político: Destituyeron por mayoría al juez Arias

Además, decretaron la inhabilitación para ocupar cargos judiciales. Los abogados defensores adelantaron que el fallo es apelable y que agotarán todas las instancias. El malestar del público que acompañó al “juez del pueblo”.


Por:
Virginia Ilariucci

Tras ocho horas de demora, llegó el acuerdo político: Destituyeron por mayoría al juez Luis Federico Arias de su cargo como titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 1 de La Plata. Además, decretaron la inhabilitación para ocupar cargos judiciales.

Con el salón “Nunca Más” del anexo de la Cámara de Senadores de la provincia colmado y mucho público que no pudo entrar debido a la escasa capacidad del lugar elegido, el veredicto se leyó a las 20 horas, cuando originariamente se había citado a la audiencia para el mediodía.

Los integrantes del jurado que votaron a favor de la acusación impulsada por el Procurador de la provincia de Buenos Aires Julio Conte Grand, fueron: los cinco abogados de la matrícula Fabián González de Morón, Diego Molea de Lomas de Zamora, Osvaldo Pisani de San Isidro, Ambrosio Bottarini de Pergamino y José Alberto Apaz de San Martín. También votaron por la destitución el senador Roberto Costa; y los diputados Walter Caruso de Cambiemos, y Jorge Donofrio del Frente Renovador. Además del voto del presidente de la Corte, Julio Pettigiani.

Por su parte los diputados Pablo Garate del Frente Renovador y Santiago Révora de Unidad Ciudadana, se expresaron en contra de la destitución. En la fundamentación de su voto, Garate expresó que en la acusación por parte del Procurador al Juez encuentra “una disputa entre un funcionario para el cual la base de todos los derechos y garantías se encuentra en el respeto al sistema, y un magistrado que, desde una perspectiva personal, puede resultar “asistemático”.

Asimismo, fundamentó su voto negativo haciendo referencia a la naturaleza política del proceso “que requiere que al momento de valorar los hechos, no me aparte de mis creencias y pensamientos y, en ese entender, debo manifestar que en aquellas oportunidades en que las formas se choquen con el ejercicio de los derechos, me encontraré siempre del lado de estos últimos”, expresó Garate, teniendo en cuenta los fallos en los que Arias tuteló los derechos y garantías de los sectores más vulnerables.

Y por último reflexionó: “me encuentro convencido de que la remoción de un magistrado debe resultar extremadamente excepcional, solo reservada a aquellos casos en que la conducta del magistrado se haya encontrado direccionada hacia la satisfacción de necesidades personales, lesione o restrinja derechos individuales, comisión de actor de corrupción o cualquier otra acción que pueda dar lugar a reproches de índole penal”. Sólo revisando las 21 denuncias efectuadas contra Arias, se advierte que no configuran ninguno de los casos enumerados por el legislador.

[Pablo Garate y Santiago Révora, los legisladores que votaron en contra de la destitución - Foto: El Teclado]

Por su parte, los abogados defensores del Arias, Analía Elíades y Marcelo Ponce Nuñez ya adelantaron que el fallo es apelable y que agotarán todas las instancias recursivas disponibles. “Es un fallo que va en dirección a disciplinar a los jueces. Pues se privilegia las formas sobre la sustancia. Y eso ya lo dijo el Procurador al hacer la acusación”, dijo Ponce Nuñez al término de la lectura.

Un actor importante en todo el proceso fue el público, que desde el primer día acompañó al ahora destituido magistrado, manifestándole su acompañamiento y aprecio. En más de una oportunidad, mucha gente quedó fuera del debate debido a la limitada capacidad del lugar elegido. Quienes hoy pudieron entra a escuchar el resultado, no tardaron en expresar su descontento con la resolución adoptada y sus opiniones hacia los miembros del jurado. Ante la advertencia de desalojar la sala ante el griterío desatado, alguien expresó: “Sí, van a desalojar, si total no dejaron entrar al pueblo. Era una audiencia pública y no pudimos estar al lado de un juez del pueblo como Luis Arias que se cargaron hoy ustedes, manga de delincuentes”.

Se puede escuchar también a un hombre hablarle directamente al diputado del Frente Renovador, Jorge D´Onofrio: “Y vos D´Onofrio, caradura, que recorres los canales de televisión haciéndote el opositor, y venís a votar acá en contra del pueblo, eh, caradura!”. Y también un mensaje para el Presidente de la Corte: “Y usted, señor Pettigiani, tiene una larga tradición en esto”.

[La gente recibió al ahora ex juez con aplausos y palabras de aliento al llegar al Anexo del Senado - Foto: El Teclado].

No faltaron las acusaciones más generales tales como: “Es un Plan sistemático para destruir a la justicia” o “Son esclavos de Magneto, eso es lo que son ustedes”. Y sobre el final, una mujer sentenció: “No nos vamos a olvidar de ninguno de ustedes, a donde vayan los vamos a ir a buscar”.

En relación a la participación de María Soledad Escobar, como Amicus Curiae en la causa por la determinación del numero de muertos durante la inundación de La Plata en 2013, el jurado resolvió extraer copias del debate y la sentencia y remitirlas a la justicia penal de La Plata a fin de investigar si cometió el delito de falso testimonio, tal como solicitó Conte Grand.

[LAS CAUSAS]

Fueron 21 denuncias las que conformaron el Jury contra Arias. Tres de ellas tienen que ver con su actuación durante la inundación de La Plata en 2013. Una fue motorizada por el juez Guillermo Atencio que le reprocha su intromisión en causas en las que no tenía competencia, y las otras por el fiscal Jorge Paolini que le cuestiona la participación de María Soledad Escobar, quien actuó como Amicus Curiae pero que para el fiscal era una “empleada meritoria”. La intervención de Arias tuvo que ver con determinar el número real de personas fallecidas a causa de la inundación.

Luego hubo seis denuncias efectuadas por los jueces Fernando Mateos y Pablo Raele, el procurador Julio Conte Grand y la misma Hilda Kogan, mientras se desempeñaba como presidenta de la Suprema Corte de la provincia. Estos expedientes están relacionados con las órdenes emitidas por Arias a fin de frenar desalojos masivos de personas en distintos barrios periféricos de la región, en resguardo de la seguridad de los ciudadanos y en protección de los derechos de los niños y niñas de esas familias.

Por último, hay una denuncia radicada por Conte Grand cuestionando la competencia de Arias en la orden que emitió para que un hombre privado de su libertad con serios problemas de salud, con riesgo de vida, fuera atendido en un hospital para evitar su deceso. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias