martes 25 de septiembre de 2018 - Edición Nº518
El Teclado » El país » 31 ago 2018

ENTREVISTA

Axel Kicillof aseguró que Argentina se encuentra ante "una estafa electoral que no tiene precedentes"

El exministro de Economía de Cristina Kirchner habló con El Teclado y lanzó duras críticas contra la política económica oficial. Afirmó que el gobierno “profundizará” el ajuste sobre los que menos tienen, y atacó a Luis Caputo por “quemar” las reservas del Banco Central.


Por:
Pablo Etcheverry

La economía argentina atraviesa uno de los momentos más complicados de las últimas décadas, con un dólar que se acerca peligrosamente a los 40 pesos por unidad, una devaluación de casi el 100% en lo que va de este 2018, una desocupación que los analistas marcan que está en los dos dígitos, con tarifazos y un salario que va a la baja, que impacta de lleno en el bolsillo de los ciudadanos.

En diálogo con El Teclado, el exministro de Economía Axel Kicillof, hizo un análisis de la situación económica que atraviesa nuestro país, donde aprovechó para lanzar fuertes críticas hacia la figura del presidente Mauricio Macri y la política económica que éste viene llevando adelante desde su llegada al poder en diciembre de 2015.Quien fuera el último titular del área económica en el segundo gobierno de Cristina Kirchner, aseveró que la Argentina se encuentra ante “una estafa electoral que no tiene precedentes”, porque a su entender Macri y Cambiemos ganaron lícitamente las elecciones “pero las ganaron mintiendo, ya que si hubieran dicho la verdad de lo que iban a hacer no hubieran sacado esa cantidad de votos que sacaron en 2015”.

La alianza oficialista llegó al gobierno con un discurso de “acabar” con el “desastre” que venía haciendo el kirchnerismo en materia económica y “solucionar” los problemas reales de la gente. Para el actual diputado nacional de Unidad Ciudadana (UC), “Macri encarna un discurso perverso y mentiroso que trató de convencer a todos los argentinos de que por primera vez en la historia de nuestro país los efectos de una devaluación no iban a afectar los precios, lo que es una cosa que parece increíble”.
 

“Se están quemando las reservas, perdiendo en lo que va del año casi 20.000 millones de dólares, y esto puede verse en una redistribución del ingreso"


En ese sentido, señaló que el oficialismo “profundizará el ajuste sobre los que menos tienen y peor la están pasando ante la crisis que el propio gobierno ha generado”. Además, aseguró que el gobierno se encuentra “perdido y desorientado”, lo que en su opinión lo lleva  a cometer “errores increíbles como exponer al propio presidente con anuncios no confirmados en la realidad que lo debilitan ante la sociedad argentina y el mundo en general”.

[ENDEUDAMIENTO SIN FIN]

Uno de los blancos centrales de los dardos de Kicillof fueron contra la política de endeudamiento implementada por el gobierno de Macri. Para el referente kirchnerista, “lo del endeudamiento a 100 años o la vuelta del país al FMI nos permite de alguna manera sintetizar la realidad que se está viviendo con una política económica que hoy está cimentada en el endeudamiento externo como en otras épocas del país como pasó con la dictadura o con el menemismo”.

El crecimiento de la deuda nacional hace que “una vez que el peso de la deuda pública hace que no se pueda honrar los intereses en cada uno de los años, ya que estás forzado a aceptar los mandatos del sistema financiero internacional, como en este caso estamos viendo que sucede en la Argentina con el FMI, donde los que mandan la política económica y dicen qué es lo que se debe aplicar o no en el país es el FMI, que ya se ha tomado el papel de ministro de economía de la Argentina, cosa que Macri toma casi con alegría y cariño porque son las políticas que vino a aplicar en nuestro país”.

Las palabras del exfuncionario nacional no solo fueron en contra del jefe de Estado, sino que también lanzó fuertes críticas a la labor que viene ejecutando el presidente del Banco Central, Luis Caputo, ya que para Kicillof el funcionario macrista “dilapida as reservas del Banco Central, rifándolas a un precio irrisorio para que los grandes vivos de siempre hagan negocios ultramillonarios”.

Eso llevó a que el dirigente K acentúe que “se están quemando las reservas, perdiendo en lo que va del año casi 20.000 millones de dólares, y esto puede verse en una redistribución del ingreso, donde los que más tienen han ganado como nunca y son cada vez menos, y los que menos tienen han perdido en forma monumental y son cada vez más y va en un aumento imparable”.

[CUESTA ABAJO]

En otro de sus tramos con El Teclado, Kicillof graficó el pésimo momento de la economía poniendo énfasis en la situación que pasan las economías regionales a lo largo y ancho del país, donde las importaciones avanzan a un ritmo creciente, lo que hace que cientos de pequeñas y medianas empresas hayan bajado sus persianas perdiéndose gran cantidad de puestos de trabajo.

Kicillof remarcó que “las economías regionales hoy están destruidas”, y tomó el caso que se vive en la ciudad de Acebal, un pueblo de 6.000 habitantes cercano a Rosario en Santa Fe. “En Acebal, había antes 45 empresas productoras pequeñas de calzado, y hoy la mayoría o ha cerrado o está al borde de la quiebra, donde han ido a hacer las ventas que hacen anualmente en una feria en Córdoba y se volvieron con las manos vacías, suspendieron y echaron empleados, están al borde del cierre, lo que ocasiona un desastre y una hecatombe social”, subrayó.
 

“Las economías regionales hoy están destruidas”


El exfuncionario K aseveró que “si Macri le hubiera comentado a los productores de yerba mate de Misiones que iba a abrir la importación libremente, o a los productores de vino de Cuyo que iba a dejar entrar litros y litros de vino chileno cuando están pasando por una de las crisis más importantes del sector, nunca hubiera ganado una elección. Pareciera que este tipo hizo todas estas cosas a propósito”.

Además, el legislador nacional de UC expresó que “devaluar la moneda como lo están haciendo en más de 100% en lo que va de este año y más de 300% desde que comenzó el gobierno de Cambiemos, y no hay ningún valor de salario, de jubilación, ningún programa de inclusión social que se haya movido de esa manera, es decir, que se robó y se metió la mano en el bolsillo a todos los argentinos, a los laburantes, y a los que no tienen nada de dólares para vender que no sean los grandes empresarios o los grandes terratenientes del sector agropecuario”. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias