martes 25 de septiembre de 2018 - Edición Nº518
El Teclado » El país » 2 sep 2018

SINDICALES

El titular del sindicato de pilotos, autocrítico: "Estamos fracasando y lo pagan los laburantes que representamos"

Pablo Biró se quejó porque “los dirigentes sindicales estamos muy lerdos en la reacción” y le reclamó a la central obrera que encabece la protesta social. Además, cuestionó la fecha elegida para la medida de fuerza: "Parece dentro de un siglo".


El secretario General de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, se quejó porque “los dirigentes sindicales estamos muy lerdos en la reacción” y le reclamó a la central obrera que encabece la protesta social. “Me parece que estamos haciendo poco y mal”, afirmó en comunicación con el programa #Tranqui120 que se emite en Radio Estación Sur FM91.7.

“Los tiempos de los dirigentes no son los tiempos de las bases, nunca. Siempre llegan tarde. La dirigencia política siempre es reactiva, y ahora los dirigentes sindicales estamos muy lerdos en la reacción. Siempre reclamamos por las consecuencias y no por las causas. Los ejemplos más recientes fueron la represión en AgroIndustria y a los compañeros de los Astilleros. Criticamos la represión pero no hablamos de la importancia de los Astilleros o de cómo se va a ver afectada la agricultura familiar por los despidos en el área”, opinó el dirigente.
 


"La dirigencia política siempre es reactiva, y ahora los dirigentes sindicales estamos muy lerdos en la reacción".



A la vez, enfatizó que los sindicalistas “venimos lerdos” y cuestionó la fecha de la medida de fuerza que anunció el triunvirato cegetista, que la estipuló para el martes 25 de septiembre. “El paro planteado para el mes que viene parece dentro un siglo, parece muy lejano y corremos el riesgo de que los conflictos que lo motivaron se multipliquen exponencialmente y quede extemporáneo. En la medida que no dejemos de lado los protagonismos, la pavada de las divisiones políticas, culturales y religiosas, y no logremos la unidad de todos los argentinos vamos a estar muy complicados. Y el Movimiento Obrero es la muestra más importante de la matriz social, y las diferencias son insustanciales. La verdad es que no hay diferencias internas que justifiquen no confrontar contra este modelo, no liderar la lucha social ni estar en las calles peticionando”, subrayó.

En tanto, el titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas admitió que “tenemos tan poca credibilidad como movimiento obrero porque lo que decimos muchas veces no se cumple. Y eso es porque la historia reciente ha dado argumentos suficientes para que se piense de esa manera. Hay un nivel de descrédito de la conducción sindical muy importante. No se cree que tengamos la voluntad de lucha. Colectivamente estamos fracasando, y esto lo pagan los laburantes que representamos. Necesitamos recuperar la credibilidad de las bases y de la sociedad”.
 


“No hay ninguna posibilidad de que esta conducción (de la CGT) pueda torcer el rumbo pese a que tiene el apoyo de todos para encabezar la protesta social. Es lo mismo que le está pasando al Gobierno, no sólo es cambiar la cara, necesitamos una unidad genuina. Lo que hicimos, las organizaciones sindicales confederadas fue darle formalidad a las divisiones más importantes que teníamos. En principio teníamos tres, se llegó a hablar de cuatro, y lejos de zanjar diferencias o acercar posiciones, se le ha dado una estructura formal a esas divisiones. En la medida que no terminemos con las divisiones, no tiene sentido el cambio, porque si cambiamos al triunvirato y ponemos un solo secretario general, ese compañero no va a poder hacer nada si no tiene un apoyo genuino y mayoritario de las organizaciones confederadas. No es sólo un cambio de autoridades, es que esa voluntad de lucha moribunda reviva y nos pongamos al frente de la protesta social, que a priori parece que vamos a llegar tarde porque ya hay conflictos que nos tienen participando a algunos dirigentes pero en forma inorgánica, más a título personal o a título institucional de cada organización que como movimiento obrero organizado”, reflexionó.

En concreto, el dirigente opinó que no sirve “negociar y dialogar con un diálogo improductivo y con una voluntad de lucha moribunda que se apaga ante cualquier promesa, como las tantas que han hecho desde el Gobierno y no han cumplido”.

[PANORAMA ECONÓMICO] 

Sobre la crisis económica, Biró indicó que “está claro que este plan económico de no cambiar radicalmente va a derivar a consecuencias catastróficas”. “Todo esto que está pasando con el dólar termina en las góndolas de los supermercados. Estamos entrando en una crisis social de una profundidad muy elevada”, alertó.

En este sentido, consideró que Cambiemos ha “mostrado una incapacidad para gobernar que no se ha visto en la historia reciente. Esto necesita un acuerdo político y sindical y de todas las fuerzas sociales, donde todos los argentinos pongamos un parate, porque por más plata que presten las entidades financieras, si no cambia el modelo, el Gobierno va a fracasar”. “Esto es timba permanente y los jugadores son los mismos todas las épocas. Cuando uno ve que aprietan un botón y liberan 600 millones de dólares y los compran a la mañana a $30 pesos para venderlos a la tarde a $35, o que compraron dólar futuro a $37 y ‘casualmente’ el dólar se dispara por encima de $37, pareciera que estamos ante una toma de ganancias”, fustigó. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias