martes 25 de septiembre de 2018 - Edición Nº518
El Teclado » La provincia » 13 sep 2018

EDUCACIÓN AL ROJO VIVO

Denunciaron el secuestro y tortura de una docente de Moreno: "Le pusieron una bolsa en la cabeza y la metieron en un auto"

A Corina De Bonis le pusieron una bolsa en la cabeza y la metieron en un auto, donde fue torturada. Le escribieron "Ollas no" con un punzón, en alusión a las comidas que están dando los docentes en las escuelas cerradas tras la explosión. La palabra de Vidal.


Por:
Redacción

En medio del paro, el gremio Suteba denunció el secuestro y tortura de una maestra de Moreno. "Corina De Bonis fue interceptada hoy al salir del Centro de Educación Complementaria Nº 801, mientras se dirigía a su casa. Le pusieron una bolsa en la cabeza y la metieron en un auto a la fuerza. Ahí, la golpearon y le escribieron con un punzón en el abdomen 'OLLAS NO'. Despúes le advirtieron que el que avisa no traiciona, y que la próxima olla será en Güemes y Roldán, que es donde queda el cementerio", explicó el Secretario General del Suteba, Roberto Baradel.

Desde la Provincia, la gobernadora María Eugenia Vidal manifestó en las redes: "Repudio profundamente la violenta agresión que sufrió Corina De Bonis en Moreno. Mi solidaridad con ella, ya la estamos acompañando con la Dirección de Psicología Social y junto a los ministerios de Seguridad y Justicia estamos trabajando para encontrar a los responsables". Gabriel Sánchez Zinny, director de Cultura y Educación, emitió un mensaje casi calcado.
 


Las amenazas empezaron hace una semana: las escuelas y las paredes del distrito amanecieron con volantes y pintadas que intimaban a los docentes y a toda la comunidad educativa de Moreno. Ante las terribles muertes de Sandra y Rubén la comunidad de Moreno comenzó una larga lucha exigiendo Justicia y Escuelas seguras.

Asimismo, maestros y familias se organizaron para seguir garantizando la comida a los chicos que, al estar suspendidas las clases, no cuentan con el Servicio Alimentario Escolar necesario. El CEC Nº 801 le daba de comer a más de 200 personas por día, producto de la organización de la comunidad educativa que recibía donaciones, etc.

A raíz de eso, comenzaron las amenazas: "BASTA DE HACER POLÍTICA, DEN CLASES" y "LA PRÓXIMA OLLA ES EN GUEMES Y ROLDÁN", haciendo referencia al cementerio del distrito. Hoy esas amenazas se hicieron carne de la manera más cruenta.
 


En medio de la conferencia, a las 21 hs, las madres que acompañan a la docente en las ollas, fueron amenazadas nuevamente. 



"Las muertes de Sandra y Rubén son un hecho insoportable, culpa de la desidia del Estado. Pedimos Justicia. En el medio de una medida de fuerza pacífica, sucede esto. Hay que decir basta, hay que pararlos. Están haciendo de la Argentina un Estado de excepción. Las autoridades son responsables de la integridad de toda la comunidad educativa. Lo primero que hice fue comunicarme con Ritondo y Sánchez Zinny, tienen que esclarecer este hecho de forma urgente. Cuando se tiene responsabilidad política, hay que ser equilibrado", sentenció Baradel.

En medio de la conferencia, a las 21 hs, las madres que acompañan a la docente en las ollas, fueron amenazadas nuevamente. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias