miércoles 21 de noviembre de 2018 - Edición Nº575
El Teclado » Judiciales » 13 sep 2018

[LA PLATA] Caso Renzo Villanueva

El padre y la madrastra de un niño que murió al caer de un séptimo piso, a un paso del juicio oral

Una pericia psiquiátrica indica que tanto el padre como la madrastra del niño con síndrome de down que murió tras caer de un séptimo piso, pueden enfrentar un juicio oral. Ambos están acusados de participar del crimen.


Por:
Virginia Ilariucci

Una pericia psiquiátrica realizada a Diego Villanueva y Rosa Martignoni, padre y madrastra de Renzo Villanueva, el niño de 7 años con síndrome de down que muriera al ser arrojado de un 7mo piso y por lo que están acusados como responsables, determinó que ambos están en condiciones de participar del juicio oral y que no presentan patologías psiquiátricas. La acusación es por “homicidio calificado por el vínculo”, en el caso del padre de la víctima, y por “homicidio simple” para Martignoni.


El informe firmado por los Peritos Psiquiatras Forenses de Asesoría Pericial Departamental La Plata, los médicos Pablo Capurro y Juan Pablo Díaz, llegó hoy a la fiscalía n° 6 a cargo de Marcelo Romero, quien dirige la investigación. La pericia apuntó a despejar si los imputados padecen alguna patología que repercuta en su beneficio y para saber si pudieron al momento del hecho, comprender y dirigir sus conductas, si representan peligrosidad y si existe necesidad de tratamiento.

 

En relación al padre del niño, Diego Villanueva, los peritos determinaron que “puede, en efecto, dirigir y discriminar sus conductas con juicio crítico valorativo conservado (…) Sus dichos compatibilizan con los vertidos en la declaración en sede judicial, sin indicadores de trastornos psiquiátricos médicos intervinientes, despejando cualquier tipo de compromiso de conciencia pasado. Específicamente, de ser responsable de las conductas que se le imputan, no surgen indicios de compromiso psiquiátrico para los tiempos en que se desarrollan los hechos que se investigan”.

 


Renzo tenía 7 años y síndrome de down. En octubre de 2017 cayó por el séptimo piso del departamento donde estaba con su padre y su madrastra. Su mamá sostuvo desde el primer momento que una caída accidental era imposible.



Además, los especialistas concluyeron que “de ser responsable de los hechos que se le imputan, no surgen indicadores de problemas médicos psiquiátricos que le hayan  impedido comprender y/o dirigir sus actos. Se trata de un sujeto lucido, con total discernimiento valorativo. Puede participar del debido enjuiciamiento. Al momento actual, no surgen indicadores de peligrosidad psiquiátrica médica”

 

Sobre la coimputada Rosa Martignoni los peritos refieren que conserva su capacidad de discernir entre lo lícito y lo ilícito desde la perspectiva social. Además determinan que no surgen indicadores clínicos de interferencias médicas en el momento en que se dieron los hechos. “Su posibilidad mnésica evocativa, subjetiva, exteriorizada a través de un relato claro, sencillo, secuenciado y coherente, permite reflejar su integridad de conciencia en aquel preciso momento. Puede participar en debate oral. No requiere tratamiento psiquiátrico, pues no reviste peligrosidad psiquiátrica al momento”, concluyeron los profesionales.

 

El fiscal Romero solicitó la prisión preventiva de la pareja en abril de este año, que quedó confirmada por la cámara de Apelaciones. A los efectos de tener todos los elementos suficientes para elevar la causa a juicio oral y público es que solicitó las pericias psiquiátricas y psicológicas. Con el presente informe, el acusador está más cerca de requerirle a la Jueza de Garantías Marcela Garmendia el juicio. Solo resta el informe psicológico que recibirá en los próximos días.

Al respecto, Gastón Nicocia, abogado de la mamá de Renzo, expresó a Elteclado.com.ar que “la circunstancia de que no padezcan patologías psiquiátricas que les hubieran impedido comprender y dirigir su conducta, es un alivio, por un lado, para Ángela, por cuanto los coloca a los imputados en la situación de poder ser sometidos a Juicio Oral y enfrentar una probable condena de ser encontrados culpables. Pero por otro lado, acrecienta el dolor de Ángela el hecho de saber que al hecho lo han cometido de manera conciente”.
 

 

Además agregó que “de todo ello claramente podemos empezar a comprender y reafirmar las sospechas iniciales, y el resultado de esta pericia confirma lo que Ángela decía desde un primer momento, que han actuado a conciencia, sabiendo lo que hacían, con la clara intención de darle muerte a Renzo, un chiquito que no pudo defenderse y que hoy, es el motor de Ángela para que se haga Justicia”, dijo, contundente, Nicocia.

 

[EL CASO]

 

Renzo tenía 7 años y síndrome de down. El 10 de octubre de 2017, su padre Diego Villanueva lo retiró de la escuela Normal 3 de La Plata, donde concurría, y lo llevó a su casa, con su actual pareja, Rosa Martignoni. Renzo cayó por la ventana abierta que daba hacia la cochera del edificio. Diego y Rosa sostuvieron que el niño se cayó accidentalmente mientras corría y jugaba en el inmueble semi vacío.

 

La mamá de Renzo, Ángela Donato, sostuvo desde el primer momento que una caída accidental era imposible por las características, hábitos y educación del niño. Apuntó al padre y su pareja: para la madre ellos lo habían arrojado. El fiscal Marcelo Romero ordenó una reconstrucción de la caída con un muñeco confeccionado por la Policía Científica, que respetaba el peso, la talla y la contextura del niño. Ante la jueza de garantías que instruye la causa, Marcela Garmendia, se realizaron 8 maneras diferentes, con impulso y sin impulso, agotando todas las posibilidades. Solo en las caídas en las que el muñeco fue arrojado con impulso y hacia la derecha cayó en la zona donde había quedado el cuerpo del niño.

 

En el informe del análisis de la pericia los especialistas aseguraron que “no puede descartarse la participación de un tercero en la caída” y calificaron al hecho como Homicidio. En base a las pruebas, informes, testimonios y el resultado de la reconstrucción, el 19 de diciembre de 2017 el fiscal procesó a Diego Villanueva como autor de homicidio calificado por el vínculo, y a Rosa Martignoni por homicidio simple, y pidió la inmediata detención de ambos. La jueza Garmendia hizo lugar al pedido del fiscal. Fueron detenidos en marzo de 2018 y en abril se dictó la prisión preventiva, que fue apelada por la defensa pero la Cámara de Apelaciones la dejó firme. Ahora con los resultados psiquiátricos obtenidos, y si el psicológico concluye en el mismo sentido, el fiscal está a un paso de solicitar la elevación a juicio oral. Mientras tanto los acusados permanecen detenidos. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias