sábado 20 de octubre de 2018 - Edición Nº543
El Teclado » Judiciales » 3 oct 2018

[LA PLATA]

Dictaron prisión preventiva para el acusado del homicidio en barrio hipódromo de La Plata

Se trata de Marcelo Doval, acusado de matar con una maza a la joven martillera Sabrina Luján Antonioli Ango y de lesionar a su esposo. El móvil habría sido el robo y la mató para lograr impunidad


Por:
Virginia Ilariucci

El titular del Juzgado de Garantías N° 1 de La Plata, Federico Atencio, hizo lugar a la solicitud del fiscal Marcelo Martini y dictó la prisión preventiva para Marcelo Oscar Doval, acusado del crimen de Sabrina Luján Antonioli Ango y del intento de homicidio de su esposo, Juan Ignacio Plotycia, ocurrido el pasado 23 de agosto en el barrio Hipódromo de La Plata.

 

Según la prueba colectada por el fiscal, el juez dio por acreditado que Doval es responsable de “Homicidio calificado criminis causa (por Sabrina), tentativa de homicidio doblemente calificado criminis causa y con alevosía (por Juan Ignacio), y robo calificado por empleo de arma, todo en concurso real”. Los delitos que se le endilgan prevén una pena en expectativa de prisión perpetua y con la resolución de Atencio el acusado permanecerá detenido hasta el juicio oral. El homicidio Criminis Causa es aquel que se comete para encubrir un delito anterior (en este caso el robo) y procurar la impunidad.

 

[Las víctimas Sabrina Luján Antonioli Ango y Juan Ignacio Plotycia]

 

Por su parte, el abogado defensor de Doval, Gastón Nicocia, había solicitado que se le realice una pericia psicológica y psiquiátrica a fin de determinar si el acusado se encuentra comprendido por el inciso 1 del artículo 34 del código penal. Según ese artículo No son punibles: 1º. El que no haya podido en el momento del hecho, ya sea por insuficiencia de sus facultades, por alteraciones morbosas de las mismas o por su estado de inconciencia, error o ignorancia de hecho no imputables, comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones. En caso de enajenación, el tribunal podrá ordenar la reclusión del agente en un manicomio, del que no saldrá sino por resolución judicial, con audiencia del ministerio público y previo dictamen de peritos que declaren desaparecido el peligro de que el enfermo se dañe a sí mismo o a los demás”.

 

Es por ello que están evaluando apelar la medida para que se efectúen todas las pericias necesarias a fin de determinar el estado psicológico del imputado o directamente solictar la nulidad.

 

 

[LOS HECHOS Y LA PRUEBA]

 

La pareja y el acusado se conocían previamente ya que en su carácter de albañil había realizado arreglos en la vivienda. Esta relación previa hace suponer que Doval conocía los movimientos y horarios del matrimonio y la casa a la perfección.

 

El crimen ocurrió en las primeras horas de la tarde del pasado 23 de agosto en la casa de la pareja en el Barrio Hipódromo de La Plata. Doval, de 24 años, ingresó aparentemente con fines de robo, y se encontró con Sabrina. Fue cuando le asestó varios golpes en su cabeza con una maza y la mató para lograr cometer el robo y procurase impunidad.

 

Cuando aún estaba dentro de la casa, ingresó Juan Ignacio, que fue sorprendido por el agresor que lo atacó por la espalda, golpeándolo también con la maza y asentándole puñaladas en la cabeza manos y brazos con una cuchilla, con claras intenciones de matarlo, lo que afortunadamente no sucedió. Luego se dio a la fuga pero fue detenido por la policía en avenida 32 entre 7 y 8. Llevaba consigo elementos de las víctimas.

 

[Doval fue captado por cámaras de seguridad en su huída. Allí llevaba puestos los guantes que luego descartó]

 

Algunos vecinos testimoniaron haber visto entrar a la casa al albañil en horas del mediodía. Además. Otro vecino contó que escuchó los gritos de auxilio de Juan y observó cuando Doval escapaba del lugar. Este testigo lo siguió en su bicicleta, lo vio entrar a una ferretería, registró cuando se descartó de unos guantes amarillos que usó en el crimen y que descartó en la corrida -que fueron recuperados por personal policial y se determinó que presentaban manchas hemáticas y fueron reconocidos como de propiedad de las víctimas- y finalmente presenció la detención. Además, cámaras de seguridad de la zona lo registraron en su escape. [El Teclado]

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias