sábado 17 de noviembre de 2018 - Edición Nº571
El Teclado » Opinión » 18 jul 2017

BAJA DE EDAD DE IMPUTABILIDAD

Carolina Piparo, la salida política no es el encierro, es más política

Ante los dichos de la precandidata a diputada bonaerense -de Cambiemos- por la sección capital, y en la defensa de los derechos de la niñez y adolescencia no podemos quedarnos inamovibles viendo cómo se utiliza la herramienta electoral para seguir reproduciendo imaginarios sociales punitivos.


Por:
Simón Cluigt*

Frases como "Hay una realidad latente y es el menor que ya ha delinquido una, dos, tres veces, que ha cometido un robo a mano armada, ¿qué estamos esperando?” “Hay menores que están pidiendo a gritos ser separados de contexto. El debate es difícil pero es una realidad. Y cuesta que el debate sea genuino", no solo reproducen ese imaginario, sino que además ponen en sus bocas palabras de menores que el mismo sistema silencia como lo viene haciendo históricamente.

La separación del contexto propia de la institucionalización no sólo no resuelve la problemática sino que la agrava. La institucionalización quiebra sus vínculos con la escuela y la familia. Las investigaciones realizadas en distintos lugares del mundo destacan que la gran mayoría de las personas que cometen delitos en la juventud no lo harán en su vida adulta, pero ingresarlos en el circuito penal es una manera de fijarlos en el mundo del delito.

En la provincia de Buenos Aires sólo el 4 por ciento de los delitos son cometidos por niños y niñas menores de 18 años. ¿Qué ocurre cuando desfinanciamos las políticas públicas de prevención y contención familiar, financiando solamente las instituciones punitivas estatales? La respuesta no tiene muchas vueltas: Más chicxs con débiles y fragmentados lazos familiares, y un aumento de instituciones punitivas para castigarlos. Esto significará la destrucción de los trabajos territoriales estatales en la comunidad, un fortalecimiento del rol punitivo del Estado y una compulsiva institucionalización de la niñez y adolescencia.

El Estado es responsable de la falta de políticas de prevención y atención en las situaciones de violencia, exclusión y vulneración de derechos, en particular en lo que refiere a la violencia de género, las problemáticas vinculadas a la salud mental, y los consumos problemáticos de drogas. El Estado debe financiar y desarrollar los servicios locales y las distintas instituciones encargadas de trabajar con las niñas y los niños que padecen situaciones de violencia y vulneración de derechos.

Seguiremos en las calles y en los barrios, como siempre hemos estado, junto a nuestrxs pibxs, junto al pueblo, por una efectiva aplicación de la Ley 13.298. #NoalaBaja

* Simón Cluigt es licenciado en Trabajo Social e Integrante de InnoBA (Instituto de Investigación para una nueva Buenos Aires) regional La Plata.

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias