lunes 26 de agosto de 2019 - Edición Nº853
El Teclado » Legislatura » 19 dic 2017

[LEGISLATURA]

En una Legislatura picante y llena de acusaciones, se aprobó la reforma previsional del BaPro

El proyecto plantea que los empleados del Banco Provincia podrán iniciar su trámite de jubilación ordinaria cuando cumplan como mínimo 65 años y acrediten 35 años de servicio. Además propone un nuevo sistema de cálculo.


Cuatro diputados que ingresaron por Unidad Ciudadana le dieron quórum a Cambiemos y garantizaron el éxito de la votación. Afuera, cientos de trabajadores bancarios protestaban contra la medida. Un encendido discurso de Miguel Funes y el cimbronazo de Lucía Portos. 

"La variable de ajuste no pueden ser nunca los trabajadores. Ustedes gobiernan para los ricos y lo están dejando en evidencia". La frase pertenece a Federico Otermin, del PJ - Unidad y Renovación, que junto con sus compañeras de bloque Marisol Merquel y Fabiana Bertino dio quórum para que Cambiemos lograra la media sanción del proyecto. María Alejandra Martínez, de Convicción Peronista, también hizo lo propio.

Desde el Frente Renovador (FR), el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) y Unidad Ciudadana (UC) llamaron reiteradas veces a abandonar el recinto a la hora de votar, sabiendo que con el quórum necesario, al oficialismo le bastaban sus propios votos para ganar.

"Esto es parte de un saqueo al sistema previsional y el comienzo fue ayer", sentenció el diputado del FIT Guillermo Kane, en uno de los discursos más encendidos de la tarde. "El proyecto para eliminar las jubilaciones de privilegio (tratado y aprobado en esa misma sesión) afecta apenas a 150 personas, pero esto es parte de una cortina de humo", sentenció. 

Todos los bloques opinaron en respuesta al planteo del presidente del bloque de Cambiemos, Marcelo Daletto, quien aseguró que el proyecto es beneficioso para el personal del BaPro. "No hay un solo punto que beneficie a los trabajadores. Se empieza a concretar una quita de derechos", sentenció Pablo Garate desde el FR.

Marisol Merquel y Miguel Funes [Foto: Noelia Marone para El Teclado]

Miguel Funes (UC), trabajador del Banco Provincia, fue el primero en arremeter contra el presidente de la cámara Manuel Mosca: "No se anima a mirarme", le espetó mientras el alfil de María Eugenia Vidal, efectivamente, miraba su teléfono celular. Funes calificó el proyecto como un "corolario bochornoso" e interpeló directamente a la flamante diputada de Cambiemos Carolina Píparo, que, como él, trabaja en el banco de la provincia.

La votación se resolvió con media cámara afuera -48 presentes y 44 ausentes- y solo tuvo 4 negativos. El resto -los 44 diputados de Cambiemos- votó a favor. Aun así, continuó el debate y desde el kirchnerismo no dudaron en tildar de "traidores" a sus ¿compañeros? peronistas del PJ-Unidad y Renovación que, para variar, entraron por Unidad Ciudadana. "Se cagan en los trabajadores y en los jubilados, se cagan en todo", lanzó Lucía Portos mirando directamente al estrado. También acusó a Mosca de cumplir órdenes del ejecutivo y convocar apenas a cinco sesiones en el año. "Usted no está acá para sacar leyes como hamburguesas de Mc Donald's", lanzó. 

[SENADO]

En tanto en el Senado, los números del peronismo tampoco fueron suficientes para detener la iniciativa. Los senadores massistas Fernando Carballo y  José Luis Pallares bajaron al recinto una vez iniciada la sesión, habilitando los números del oficialismo para dar inicio al tratamiento del proyecto.

Carballo y Pallares [Foto: Noelia Marone para El Teclado].

Durante su discurso, Pallares explicó que no les avisaron que había comenzado la reunión parlamentaria, y ante el abucheo de los presentes preguntó por qué en vez de cuestionar “a dos legisladores que llegaron tarde, discutamos a partir de mañana quién tiene la culpa de que hoy estemos tratando este proyecto, si nosotros o la interna del Partido Justicialista”. Su voto fue negativo.

En tanto, desde Cambiemos celebraron la iniciativa, y el presidente del bloque de Cambiemos, Roberto Costa, sostuvo que "el proyecto busca corregir una situación de privilegio que actualmente mantienen los empleados del Banco Provincia en relación al resto de los empleados" y concluyó: "la medida está en consonancia con un conjunto de medidas que buscan la equidad". [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias