domingo 20 de octubre de 2019 - Edición Nº908
El Teclado » Especiales » 8 mar 2019

MUJERES QUE LUCHAN

Transpiran la camiseta: La jugada interna de las mujeres en el fútbol

No sólo quieren alentar y acompañar. Quieran profesionalizar su juego y buscan ser parte de la conducción de los clubes. Voces y experiencias de mujeres que disputan el control de la pelota.


Por:
María Eugenia Suárez

Aunque aún hostil, el ámbito del futbol dejó de ser un espacio reservado para los hombres. Si bien las mujeres desde hace tiempo comenzaron a desandar ese camino de pertenencia, en el último año la presencia femenina comenzó a irrumpir no sólo en la cancha, la tribuna y la disciplina, sino que puso en disputa los lugares de conducción y profesionalismo de su actividad.

La denuncia y el reclamo de la deportista Macarena Sánchez visibilizó una problemática naturalizada y que trasciende la hinchada, los colores de la camiseta, el césped, el vestuario y el partido: en el futbol las mujeres no tienen los mismos derechos que los hombres. Su malestar no sólo atravesó las redes sociales, los estudios de TV y las tapas de los diarios; se convirtió en un camino a seguir de fanáticas y colegas. Es que es la primera vez en la historia de este deporte que una futbolista exige el reconocimiento profesional de su actividad mediante vías legales.
 


La exigencia de que profesionalice el futbol femenino hizo eco en todos lados. Sin embargo, no es la única irrupción que el feminismo ha alcanzado en los últimos meses. La disputa por el poder de conducción y de igualdad en la toma de decisiones también se ha puesto en juego.

El último miércoles, el Concejo Deliberante de La Plata distinguió a un grupo de mujeres por su aporte en la ampliación de derechos. El reconocimiento alcanzó a las integrantes del área de Género de Gimnasia y Esgrima de La Plata y de la Subsecretaría de Género y Diversidad del Club Estudiantes de La Plata, mujeres comprometidas con la lucha por la igualdad en ámbitos deportivos.

“En esto estamos juntos”, dijo desde una banca del recinto la representante albirroja Paula Aberastegui y calificó de “decisión política” del club Estudiantes habilitar ese lugar siempre vedado a las mujeres. “Poder conjugar la militancia feminista con la identidad deportiva pincharrata es un logro importante”, dijo y agregó que el área que contiene a la subsecretaría es la comisión de Educación “que ha sido una puerta de entrada para tratar las cuestiones de género y diversidad, es la que sedimenta las transformaciones en el tiempo”.
 


[Merlina Pierini y Paula Aberastegui - Foto: El Teclado]


Merlina Pierini, atiende a El Teclado en el pasillo de la municipalidad. Tarda unos minutos en acercarse. Está arreglando encuentros, la agenda del área para el #8M. “Empezamos a trabajar en junio del año pasado. El espacio nos permite exteriorizar lo que vivimos día a día dentro de Gimnasia que debe ser similar a lo que viven todas las mujeres dentro de los clubes”, dice ataviada con los colores del Lobo.

“Es un tire y afloje constante. La comisión nos abrió el espacio y fuimos ganando nuestro lugar. Somos todas militantes feministas, organizadas en distintos espacios”, sostiene y agrega: “Cuando llegamos teníamos las pretensiones muy altas y no estábamos en la misma sintonía que la comisión por lo que tuvimos que bajar el tono. Hay que explicar desde cero qué es el género, que es el feminismo, qué es lo que apuntamos en los clubes”.

 


Un censo realizado en el Club Gimnasia y Esgrima de La Plata detalló que hay alrededor de 600 mujeres deportista en la institución, cifra que se contrapone con los lugares de decisión que ocupan.



Un censo realizado en el Club Gimnasia y Esgrima de La Plata detalló que hay alrededor de 600 mujeres deportista en la institución, cifra que se contrapone con los lugares de decisión que ocupan. “Los varones están en la comisión directiva y son quienes tienen los puestos de poder. Las mujeres están asignadas a puestos de secretaria. Son las que hacen un laburo que es enorme, porque son las que llevan adelante el club. Sin embargo, su tarea está invisibilizada”, señala Merlina y agrega que en la actualidad solo dos mujeres integran la Comisión Directiva del club.

“Tratamos de problematizar eso con capacitaciones a las áreas de prensa, marketing y hemos tenido reuniones con la comisión directiva justamente para tratar de contrarrestar esto en este momento que vienen las elecciones”, completa.

***

En La Plata, como en muchas ciudades del país, el club Boca Juniors tiene su peña oficial: Lxs Xeneizes. En 2017 un grupo de socias de la institución se agruparon y crearon la Secretaría de la Mujer. “Notamos que había un reducido acceso de mujeres en la peña y que la permanencia también era reducida. Creamos la Secretaría de la Mujer, en principio, para encontrarnos. Pero luego percibimos que todas compartíamos muchas situaciones de desigualdad y prácticas machistas que estaban naturalizadas", dice Florencia Gastaminza a El Teclado
 


En principio apoyamos todas las luchas feministas. En la peña empezamos a trabajar para pensar todas las cuestiones que estaban institucionalizadas para modificarlas. Todavía falta mucho, pero por lo menos el tema está en la agenda y ayudó mucho la denuncia que hizo Macarena Sánchez a la UIA Urquiza y a la AFA”, resalta.

La imposición del tema en la agenda ya se nota. En Boca Juniors, por ejemplo, el equipo femenino de futbol, Las Gladiadoras, disputarán este sábado su primer partido en La Bombonera, estadio sólo reservado para los varones. Además, este jueves, en un acto de reconocimiento a las mujeres del club, se anticipó la creación de un área de género que será coordinado por Evelina Cabrera, titular de Asociación Femenina de Futbol Argentino (AFFAR) y se informó que se emplazará un recordatorio a la ex jugadora y DT Marcela Lesich en el museo de Boca. La dirigente será la primera mujer homenajeada en ese espacio.

“Una de las primeras acciones de la Secretaría fue que la peña empiece a acompañar y alentar a Las Gladiadoras, promovimos la idea de ampliar el concepto de Boca, de que ellas también son Boca”, dice Florencia y agrega: “Que ellas puedan jugar en la Bombonera fue uno de nuestras primeras demandas. Era algo lejano. Hoy se está dando, enmarcado en un movimiento feminista que tiene mucha fuerza y en donde ya las jugadoras están advirtiendo las desigualdades, manifestando reclamos y exigiendo los mismos derechos que los hombres”.
 


TE PUEDE INTERESAR

Un club de fútbol intervendrá sus camisetas para mostrar los números de la violencia de género



Las irrupciones femeninas han sacudido varios clubs. Quizá uno de los movimientos más relevantes se dio en Bandfield. Allí en septiembre del año pasado, Lucía Barbuto fue elegida presidenta y se convirtió en la primera mujer en ocupar ese cargo en una institución de Primera División. “No le estamos sacando el lugar a ningún varón, sino que estamos ocupando los lugares que nos corresponden”, sostuvo recientemente al diario La Nación.

“Ocupar el lugar que ocupo ahora, el de presidenta, puede abrir un camino para que otras mujeres participen más en sus clubes y también accedan a cargos importantes en el ámbito del fútbol. Es un desafío pero se da en un momento en el que las mujeres nos dimos cuenta de que la de al lado es compañera”, indicó la dirigente. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias