lunes 22 de julio de 2019 - Edición Nº818
El Teclado » En Modo Avión » 3 may 2019

Turismo

Mizujo: como en Japón pero en La Plata

En La Plata la cultura nipona no sólo se puede disfrutar durante un Bon Odori, en Colonia Urquiza hay un predio en donde coexisten elementos tradicionales del país asiático, mucha naturaleza y animales de granja.


Por:
Marcy Ojea @MarcyOjea

Durante el primer gobierno de Perón, el General había pensado que Colonia Urquiza podría ser el gran abastecedor de frutas y verduras para el conurbano bonaerense, ese proyecto quedó trunco por un golpe militar. Fue durante el gobierno de Arturo Illia  que se fomentó la inmigración japonesa a nuestro país, ellos se instalaron en José C Paz, Burzaco y La Plata. Desde entonces han echado raíces en la zona, trabajaron arduamente para levantar invernaderos de flores y para consolidarse como los principales productores de rosas, tulipanes, yerberas y claveles del país.
 


Seguramente lo primero que se te  viene a la mente cuando pensas en Japón es la típica imagen de un lago, un puente rojo y las flores de cerezo. Todo eso lo vas a encontrar aquí. 



En los años ‘70, la familia  Sato se instaló en nuestro país, averiguaron donde había colonias japonesas para no sentirse tan desarraigados, escucharon hablar de Colonia Urquiza en el Partido de La Plata. Ellos fueron los que pensaron y soñaron Mizujo: tenía que combinar el respeto por la naturaleza y a la vez ser un lugar de conexión con ella.

[EL PREDIO]

Está ubicado sobre la Ruta 36 a la altura del km 48.5 entre 460 y 472. Cuando ingresas te entregan un mapa para que te manejes y no te pierdas nada, son 4 hectáreas por lo que tranquilamente te podés ir y luego darte cuenta que te faltó conocer algo. 

Hay un sector de huerta al que no se puede acceder, un cactario y un espacio exclusivo para plantas tropicales, un acuario y un corral de aves exóticas. Además cuentan con espacio sumamente amplio para hacer picnic (está prohibido prender fuego en el parque) y donde los chicos pueden estar entretenidos durante horas en los  juegos infantiles.
 


Está abierto los sábados, domingos y feriados de 10 a 18 hs. La  entrada  los días sábados cuesta $120 los adultos, los jubilados y los menores de 4 a 12 años pagan $ 80. Los domingos y feriados, los adultos pagan $150,  los jubilados y los menores de 4 a 12 años $ 100.



Tienen un paseo por el tradicional jardín japonés, es decir, un lago artificial en donde hay peces Koi (carpas) de varias especies,  puentes rojos  y estatuas de la cultura en cuestión. Hay un sector de granja que está lleno de animales a los que podés alimentar, es ideal para que los niños conozcan una llama, un burro, una vaca lechera, carneros y pavos reales, entre otros. 

[EL VIVERO]

No es necesario abonar la entrada al predio para poder disfrutarlo.  Vas a encontrarte con gran variedad de flores, bonsáis, aromáticas, orquídeas, cactus, suculentas, y  plantas frutales y de interior a muy buen precio y con promociones. Un ejemplo: 10 alegrias del hogar por $150. 
 


Te lleva por lo menos una hora recorrerlo entero, en todo momento podés asesorarte con los vendedores que te dan todos los tips que necesitas para que sus plantas crezcan fuertes. Si tu idea es comprar en cantidad te ofrecen unas carretillas en las que  las vas cargando sin esfuerzo. También hay sector de macetas de variados estilos y valores; y un espacio para comprar tierra, fertilizantes, semillas, piedras decorativas y todo lo útil para dejar impecable tu jardín. Trabajan con tarjeta de crédito y en cuotas.
 


El estacionamiento es gratuito y es dentro del predio.



En frente,  está la verdulería y frutería en dónde los precios son un poco más caros que en la ciudad pero los productos son orgánicos y frescos. La presentación de lo expuesto  invita a llevarte algo, no sólo por el tamaño, el color y las formas; sino también, por las variedades exóticas.

[EL COMEDOR]

Hay 20 mesas disponibles por turno y necesitás sacar número para poder ingresar,  es importante que estés haciendo fila antes de las 12 hs que es el momento en que empiezan a entregarlos;  otra opción es pedir comida para retirar por ventanilla. 
 


Mizujo significa entre aguas, fue el primer nombre que tuvo Japón.



Si vas hasta allí, tenés que probar los platos tradicionales: el Kara Ague de pollo (pollo frito recubierto de panko y marinado al estilo japonés), Yakisoba (fideos de arroz salteados con carne y verduras), Gyoza (empanadas al vapor rellenas de carne de cerdo) y por supuesto la Tempura de verduras y mariscos. Si preferís algo más cercano a nuestra cultura hay una carta amplia y con precios accesibles. Tienen un plato del día que ronda los $220; cuando nosotros fuimos era vacío a la sal gruesa con ensalada o  papas al horno. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias