domingo 25 de agosto de 2019 - Edición Nº852
El Teclado » En Modo Avión » 3 jun 2019

Fiesta Popular

El candombe tolosano marca la identidad de la zona

La heterogeneidad del público y de los comparseros hace que se genere un clima único. Calle 3, desde 522 a 528 se tiñe de ritmo y mucho color dos veces al año.


Por:
Marcela Ojea @MarcyOjea

Tolosa tiene costumbres de barrio, marcas que no se borran con el tiempo. Una rica historia ferroviaria de luchas y victorias; de mil casas e industrias pujantes como el molino harinero La Julia, graserías, mataderos y saladeros, entre otros. Pero también tiene color y música, vienen de la mano del candombe. Hace más de una década que se realizan dos encuentros populares al año en las calles de esta localidad.

El primer evento del año es el del 25 de mayo, y el segundo es ya llegando a noviembre o diciembre, no tiene un día exacto para llevarse a cabo, se consensua entre todas las comparsas de la ciudad y alrededores.


Cuenta el mito que un 25 de mayo, Juan Manuel de  Rosas le permitió salir a la calle a los negros a tocar su música, desde entonces la fecha quedó de alguna manera institucionalizada.


Una de las agrupaciones pioneras de la ciudad es Lonjas 932, que surge como lo indican sus números en la intersección de 9 y 32 del lado de Tolosa. Aficionados a la percusión, muchos de los integrantes se enamoraron de la murga uruguaya a raíz de visitas al país vecino; se traen consigo parte de esa tradición “yoruga” que rápidamente prende entre los tolosanos. La juntada tradicional se muda a la zona de 9 y 528, dónde aún hoy los sábados por la tarde es la cita obligada para los candomberos locales.

El amor a esta práctica se incrementa a medida que van pasando los años y por la retroalimentación con las bandas ya con larga trayectoria de los hermanos rioplatenses, hoy es común ver más de una agrupación vecina desfilando por la calle 3 cada vez que hay una “llamada”.

 

 

El candombe tiene origen en los negros que eran traídos a la zona para trabajar como esclavos, una forma de mantener sus tradiciones de África es a través de la música y el baile. Es así como en Buenos Aires, pero sobre todo en Montevideo, surgen los grandes exponentes del candombe; sobre todo en la zona de conventillos. En Uruguay son  cantados con letras que hablan de nostalgias y de lecciones sociales; por estos pagos abunda el color, los flecos y los redoblantes, sobre todo  en época de carnaval.


La gran mayoría de las comparsas comparten los colores africanos: rojo, amarillo y verde en honor a los iniciadores de la tradición.


[LOS PERSONAJES DEL CANDOMBE]

Cuando se observa un candombe constituido se pueden apreciar un montón de personajes que se repiten en las comparsas. El yuyero o granillero, representa al curandero africano, es el anciano sabio de la nación. En Uruguay este personaje surge en honor a Ansina que era el viejo chaman de José Artigas, siempre iba con una valija llena de yuyos medicinales, un bastón, galera y lentes. En los desfiles, este se acerca a la mama vieja personaje que simboliza la dignidad de las mujeres negras y la bondad de las madres abnegadas, ella siempre lleva un pañuelo blanco en la cabeza, abanico y polleras grandes de época; baila entre la multitud con la cabeza en alto como una dama de la nobleza.


Los vecinos son parte del espectáculo, los organizadores se encargan de ir a avisar la fecha en que se van a cortar las calles y de dejarles la invitación para que salgan con sus reposeras para apreciar la música que se escucha en todo el barrio.


El escobillero encarna al ministro de las naciones africanas, usa taparrabo y va haciendo malabares con su escoba. Los lanceros son llevan lanzas y escudo de cuero estilo keniatas son los y las que acompañaron a Artigas durante su exilio en Paraguay. Los encargados de llevar el ritmo son los tamborileros, son entre 30 y 50, y van vestidos de colores,  sombrero de paja, alpargatas con cintas y tocan algunos de los cuatro tambores, el chico, el replique, el piano o el bombo.

La Vedette y los bailarines de ambos sexos aportan la sensualidad al espectáculo; luego están el porta estandarte que lleva la insignia de la comparsa, los porta banderas, y los porta sol, media luna y estrella que son los trofeos de los protagonistas. Por último, el rey y la reina de cada nación o tribu; son los que bailan delante de los músicos.

[LA AUTOGESTIÓN]

El candombe de Tolosa, si bien ya lleva quince años de tradición no es organizado por la municipalidad de La Plata, es siempre autogestivo. Esto significa que son los mismos miembros de las comparsas los que juntan los fondos para elementos básicos de la organización de los eventos. Se realizan fiestas meses antes de la “llamada” y con eso consiguen el dinero para el agua que se entrega durante la danza o el fuego para calentar los tambores, o la estadía para los visitantes que viene a tocar. [El Teclado]

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias